La caída de River parece no tener fin

Deportes

Lanús, siendo muy superior aunque sin jugar un gran partido, venció con justicia 1 a 0 a River, que no puede levantar cabeza, en un partido correspondiente a la duodécima fecha del torneo Clausura.

Sebastián Blanco, marcó el único gol del partido jugado en la cancha de Lanús, con un aceptable arbitraje de Pablo Lunati. Los hinchas de River volvieron a insultar a los jugadores durante casi todo el partido y a reclamar la presencia de Ariel Ortega, quien no es tenido en cuenta por Leonardo Astrada, algo que podría modificarse de cara al partido del miércoles ante Newell's, en el Monumental.

River sumó en la cancha del "Granate" su tercera derrota consecutiva en el torneo Clausura y no puede levantar cabeza. En las décadas del 60, 70, 80 o 90 explicar que en un primer tiempo de un partido entre Lanús y River hubo un equipo que pateó en forma tímida una vez al arco y que el otro, sin hacer demasiado, como a media máquina, le generó cinco situaciones claras de gol, nadie dudaría en señalar que los de Núñez serían los superados.

En el primer tiempo, como continuó aunque en menor medida en la segunda etapa, River paseó por la cancha de Lanús toda su intrascendencia, porque no defiende, no ataca, no presiona, no tiene la pelota y da ventajas en todos lados.

Lanús, con la movilidad de Blanco y Leandro Díaz, algunas pinceladas de Marcos Aguirre, pasó literalmente por arriba a River. En el primer cuarto de hora tuvieron chances para abrir el marcador Leandro Díaz, Santiago Salcedo y Guido Pizarro, pero fallaron en la puntada final.

En River las ganas de Matías Almeyda no alcanzan, porque no acompaña el resto y al volante central tampoco le sobra nada. Rogelio Funes Mori y Mauro Rosales corrieron detrás de la pelota todo el partido y cuando entró Daniel Villalva, en la parte final, el traje de salvador le quedó muy grande.

Encima, estos jugadores de River ya juegan con la presión de los hinchas, que apenas comenzó el partido los insultaron y a cada mala acción aparecía el grito de guerra, y de esperanza, de los simpatizantes, con el "Ortega, Ortega".

Y más cuando llegando al final del primer tiempo apareció por el segundo palo Blanco, quien de cabeza entrando por sorpresa obligó a un endeble Daniel Vega a dar rebote, que tomó el mismo jugador de Lanús para establecer el 1 a 0.

A partir de ese momento por la cabeza de todos en la cancha de Lanús pasó por cómo haría el técnico de River, Leonardo Astrada, para revertir la historia si en todo el primer tiempo su equipo remató una vez al arco (un débil disparo de Facundo Affranchino).

Astrada intentó una respuesta mandando a la cancha al "Keko" Villalva por un desdibujado Matías Abelairas, pero nada cambió. Después el técnico de River mandó a la cancha al paraguayo Rodrigo Rojas, pero siguió todo igual, aunque ahora aunque en forma desordenada los de Núñez empujaron a Lanús contra su arco.

Claro, que estuvo más cerca Lanús del segundo, que se paró de contra pero le faltó decisión para liquidar el asunto y no terminar con algún sufrimiento sin sentido, más allá del remate que estrelló en el palo Salcedo.

En el final River intentó empujar, un remate de Gustavo Canales pasó cerca y no mucho más, por eso perdió y sigue sin detener su caída libre.

Dejá tu comentario