Mercedes sin paz: tras la victoria de Hamilton volvió la tensión con Rosberg

Deportes

La tensión entre los dos pilotos de Mercedes, Lewis Hamilton y Nico Rosberg, vivió un nuevo capítulo en el Gran Premio de Fórmula 1 de China en Shanghái.

"Es interesante escucharte decir, Lewis, que estabas pensando sólo en ti mismo con tu ritmo en cabeza", ironizó Rosberg durante la rueda de prensa posterior a la carrera, en la que terminó segundo por detrás de Hamilton.

El británico había explicado justo antes que había ralentizado su velocidad en el tramo medio de la prueba para conservar sus neumáticos.

"Eso perjudicó innecesariamente mi carrera", añadió el piloto alemán, que ya se había quejado por radio de la lentitud de su compañero, lo que estaba permitiendo que el Ferrari de Sebastian Vettel se le acercara peligrosamente por detrás.

"Sebastian estaba cerca sin necesidad. Y además eso me costó mucho tiempo porque tuve que cubrirlo, y mis neumáticos se degradaron al final de la carrera porque mi tanda fue mucho más larga. Así que no, no estoy feliz con eso, por supuesto", explicó Rosberg.

Hamilton respondió a las acusaciones de su compañero, con el que ya tuvo tensiones en 2014, en un año en el que los Mercedes dominaron con puño de hierro la competición.

"Mi tarea no es preocuparme de la carrera de Nico. Mi tarea consiste en dominar mi bólido y llevarlo lo más intacto y rápido posible a meta. Y eso hice", advirtió el actual campeón mundial.

"No hice nada intencionalmente para ralentizar a ningún coche por detrás. Sólo estaba centrándome en mí mismo. Si Nico hubiera querido pasar, podría haberlo intentado, pero no lo hizo"
, agregó.

Además de derrotarlo en 2014 en la lucha por el título, Hamilton ha terminado por delante de Rosberg en las tres carreras de 2015 y es líder del campeonato. Mientras el británico suma dos victorias, el alemán todavía no subió a lo más alto del podio.

El jefe de motores de Mercedes, Toto Wolff, trató de minimizar el incidente.

"Es comprensible que Nico reaccionara de forma tan emocional. Y también es comprensible que Lewis haya corrido así", dijo el austriaco.

"Puedo ponerme en la piel de ambos", agregó. "No hubo ninguna animosidad".

Hamilton reconoció que el equipo le pidió desde el muro que acelerara al ver que los Ferrari de Vettel y Kimi Raikkonen estaban cerrando el hueco.

Sin embargo, el bicampeón mundial insistió que su prioridad era cuidar los neumáticos, después de que Vettel se impusiera en el Gran Premio de Malasia precisamente por prestar más atención a sus ruedas.

"Yo doy lo máximo que puedo cuando piloto, pero dentro de los límites de los neumáticos. En la radio me insistían en que subiera el ritmo y yo decía: 'Bueno, estoy tratando de controlar las gomas'", explicó Hamilton.

"Es como si uno tiene cien libras y debe gastarlas sabiamente durante su tanda. Yo estaba tratando que mi tanda fuera lo más larga posible", dijo.

Dejá tu comentario