Racing logró una victoria ante Atlético Tucumán que lo aleja de la Promoción

Deportes

Racing Club venció 1 a 0 a Atlético Tucumán, en condición de visitante, quedando de este modo fuera de la zona de promoción, en un partido correspondiente a la duodécima fecha del torneo Clausura.

Sebastián Grazzini, la figura de la cancha, marcó el único gol del partido, al minuto del segundo tiempo.

El partido, jugado en Tucumán -que fue la continuación luego de la suspensión por lluvia de hace dos semanas-, tuvo como árbitro a Gabriel Favale, quien en el cotejo inicial sancionó un penal que Jorge De Olivera le contuvo a Luis Rodríguez.

Con este resultado Racing quedó fuera de la zona de promoción, superando por dos puntos a Rosario Central y por tres a Gimnasia, sus inmediatos perseguidores.

Por su parte, Atlético Tucumán sigue último en la tabla de promedios del descenso y está perdiendo la categoría junto a Chacarita.

Racing fue superior en todo el partido a los tucumanos, que salieron a la cancha entonados por un aliento ensordecedor de sus hinchas, gritos que se transformaron en histeria para pasar luego a la decepción.

En el inicio de este partido, que se dividió en un tiempo de 34 minutos y otro de 33, los tucumanos salieron con intenciones de presionar y meter a Racing contra su arco, con los volantes parados en campo rival y los dos delanteros moviéndose por todo el frente de ataque.

Pero ese intento del equipo de Mario Gómez quedó en un intento, porque el fondo de Racing respondió y de a poco los de Avellaneda fueron alejando el juego de su propio arco.

Con una línea de fondo ordenada, más un trabajo prolijo de los volantes, Racing comenzó a ser superior y a merecer la ventaja.

Con un buen ida y vuelta de José Luis Fernández, algunos toques de calidad de Sebastián Grazzini y el esfuerzo de Pablo Lugüercio, Racing complicó a los tucumanos.

En realidad llegó al gol Racing, con un cabezazo certero de Matías Martínez, pero el árbitro Favale no convalidó el tanto debido a que sancionó una falta que ni las repeticiones de la televisión pudieron comprobar.

También de cabeza casi abre el marcador Lucas Aveldaño, pero Barone salvó sobre la línea y luego lo cortaron justo a José Luis Fernández cuando remataba en una posición inmejorable dentro del área.

Sobre el final de la etapa Páez, el jugador más regular de los tucumanos, estuvo a punto de convertir, pero no le acertó al arco dentro del área chica, en el momento que Atlético había emparejado las acciones de juego.

En el segundo tiempo otra vez Atlético se paró como para atacar pero antes del minuto de juego Grazzini avisó, luego de una gran asistencia de Claudio Bieler y 30 segundos después el mismo jugador no falló y puso a Racing en ventaja.

Ahí nació otro partido, porque Atlético comenzó a desesperarse, dejó espacios en el fondo y en cada contra daba la sensación que el equipo de Miguel Russo podía aumentar la diferencia.

Pero Racing se quedó y eso le permitió a los tucumanos atacar, empujar y por momentos asustar, sobre todo porque los de Avellaneda no aprovechaban los errores defensivos, por la desesperación, de Atlético Tucumán.

Al final Racing cantó victoria, en forma justa, y ahora su sueño de permanecer en primera tiene en que sustentarse, aunque todavía le queda mucho camino por recorrer.

Dejá tu comentario