Riquelme está mejor y llegaría bien a la revancha de mañana

Deportes

Juan Román Riquelme, estrella de Boca Juniors, viaja hoy a Brasil en inferioridad de condiciones, por una afección estomacal, para disputar mañana ante el Fluminense el partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores.

Riquelme, que padece una gastroenterocolitis, no se entrenó en los últimos días, tuvo fiebre durante madrugada de ayer y el entrenador del equipo, Carlos Ischia, espera que esté en condiciones de jugar al menos la mitad del partido en el estadio Maracaná.

Una situación parecida sufrió la semana pasada el medio centro Sebastián Battaglia, quien se recuperó tras cuatro días de tratamiento médico.

Boca Juniors necesita a Riquelme como al agua por su creatividad y efectividad como goleador, especialmente en esta ocasión, ya que el empate a dos goles en el encuentro de ida favorece al Fluminense porque le alcanzará con igualar a cero o a uno para pasar a la final.

Fuentes cercanas a Ischia dijeron hoy que es "impensable" que el ex futbolista de los españoles Barcelona y Villarreal quede fuera del partido y aseguraron que "será él mismo el que insista en jugar esté como esté".

Todo indica que Hugo Ibarra será el lateral por la derecha en sustitución de Jonatan Maidana y que el centrocampista colombiano Fabián Vargas volverá a ser titular en el puesto que en el primer encuentro de esta eliminatoria ocupó Cristian Chávez.

Ischia evitó confirmar la alineación e insistió en que la anunciará en Río de Janeiro horas antes del encuentro, aunque se estima que saldrán al campo Pablo Migliore; Hugo Ibarra; Julio Cáceres, Gabriel Paletta, Claudio Morel; Fabián Vargas, Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Dejá tu comentario