"River no es grande por lo mucho que ganó, sino por lo bien que jugó"

Deportes

Día agitado para Ángel Cappa. Ni bien aterrizado en Buenos Aires, el DT subcampeón con Huracán en 2009 se dirigió al entrenamiento de River para presentarse ante el plantel, luego se reunió con el presidente del club, Daniel Passarella y finalmente, charló con la prensa.

Cuando le preguntaron por las incorporaciones, Cappa no dio precisiones y le pasó la pelota a Passarella: "Recién hoy comenzamos a hablar sobre las incorporaciones. Yo no voy a ser el encargado de darles nombres. Tendrán que preguntarle a Passarella".

Luego, llegó el turno de hablar sobre el plantel. "No tuve tiempo de hacer una evaluación del plantel ni voy a tenerlo en el mes que me queda de campeonato. Creo que River tiene buenos jugadores. No es que yo los necesite (a los refuerzos), sino que es una necesidad imperiosa de River pelear el campeonato y para eso necesita un plantel de categoría", avisó.

Cuando Cappa fue consultado sobre la utilidad de los referentes como Marcelo Gallardo, Ariel Ortega y Matías Almeyda, el flamante DT avisó que "uno puede dejar de ser referente en cualquier momento". "En cuanto a los referentes son jugadores que son lo que son por lo que han hecho. Pero el jugador siempre tiene que ser de acá para adelante, del presente al futuro. Porque enseguida se puede dejar de ser referente. Y yo creo que los tres todavía tienen mucho para darle al club. Si bien yo tengo un respeto especial por ellos, no van a tener consideraciones especiales", aseveró.

Sobre la necesidad de sumar puntos que lo saquen de la zona de descensos en la que arrancaría si el Apertura comenzara ahora, el ex DT de Tenerife y Las Palmas, entre otros, desdramatizó la situación. "River tiene una historia muy grande y lo obliga a pelear el campeonato. ¿Cuándo? Lo antes posible. Pero para eso hay que armonizarlo. Uno no va a pelear el campeonato porque sí, por ponerse la camiseta de River. Hay una historia detrás que debemos y vamos a respetar", explicó. Y continuó: "Mi conocimiento del fútbol argentino y de River me obliga a ser fiel con toda esa grandeza que no solo se edificó por los grandes triunfos que logró sino por el estilo que utilizó. River no es grande porque ganó mucho, sino porque jugó muy bien. Y yo no puedo elegir otro camino que no sea ese. El entrenador tiene mucho que ver en eso. Junto a los jugadores, por su puesto. Con jugadores mediocres es muy difícil confeccionar un gran equipo y buenos jugadores con un entrenador mediocre tampoco podrá jugar bien".

Para finalizar, el DT campeón con Universitario de Perú comentó sus sentimientos durante las primeras horas en el club y su experiencia pasada en Huracán durante 2009: "Cuando un técnico llega a un club es mirado por todos. Yo se que me tengo que ganar el afecto de la gente. Cuando llegué a Huracán hubo duras recriminaciones y fue muy duro ese final de campeonato, pero después me gané la confianza de todos. Y por más trayectoria que se tenga siempre hay que ganarse la confianza".

Un Cappa sereno, pensante, razonó sobre las últimas cinco fechas que le quedan al Clausura y dijo: "Yo no puedo esperar que en los primeros partidos los jugadores integren absolutamente mis ideales de equipo. Eso sería un absurdo. Estoy seguro que se van a esforzar por hacerlo, pero no creo que puedan conseguirlo tan rápido. Espero un equipo motivado y entusiasmado en esta nueva etapa que empieza hoy", se ilusionó.

"Siempre el objetivo es sumar puntos y se logra tratando de jugar de la mejor manera posible. Sumando esfuerzo a favor del buen juego" se despidió diciendo. Un Cappa auténtico.

Dejá tu comentario