Sánchez salió a pegar fuerte

Deportes

El juez Angel Sánchez criticó ayer al titular de la escuela de árbitros, Abel Gnecco, al indicar que «le falta equilibrio» para dirigir, y aseguró que en la entidad hay irregularidades que van en detrimento de algunos jugadores.

En ese sentido, Sánchez afirmó que hay «siete u ocho futbolistas» marcados por Gnecco y, entre ellos, nombró al defensor de San Lorenzo Paolo Montero, el delantero de Quilmes Silvio Carrario y el zaguero de Unión Mauro Laspada.

«Se cambian informes, se ponen calificaciones notables para elevar el puesto de algunos árbitros en el ranking para que estén habilitados para dirigir los partidos más importantes.

Ese señor ve a los jugadores como enemigos que les complican la vida a los árbitros. Nos prohíbe que extendamos la mano para levantarlos cuando se caen», sostuvo.

«Hay jugadores que están marcados. Montero, Carrario, Laspada, él los nombra como guapos, matones. Montero fue perfectamente expulsado, pero estaba en la lista. (Héctor) Baldassi lo expulsó bien, pero ahora quedó marcado por esto», explicó.

A Sánchez se le vencerá el contrato como juez en los próximos días y no se lo renovarían.
«Hay chicos jóvenes que no hablan por temor a quedarse sin trabajo, pero yo no voy a cuidar mi quintita, no me voy a callar. Con 13 años de trayectoria no me voy a callar», remarcó. «Hay que recomponer todo y volver atrás un montón de cosas para que los árbitros argentinos recuperen su nivel», concluyó. Falta un detalle: a Sánchez le vence el contrato el 31 de marzo. ¿Se lo renovarán?

Dejá tu comentario