Destacan el rol clave de la banca pública en el fortalecimiento del sector productivo

Economía

La ALIDE, junto con el BICE y el Banco Provincia, realizaron un encuentro de bancos de desarrollo de América Latina. Debatieron sobre las oportunidades regionales y la necesidad de integración de las pymes en las cadenas de valor.

Con el objetivo de analizar el rol clave que ha desarrollado la banca pública para el crecimiento y la inversión, la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE), el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y el Banco Provincia realizaron un encuentro de dos días de economistas jefes de instituciones financieras de desarrollo de América Latina y el Caribe, durante el cual se analizaron las oportunidades y desafíos que enfrenta la región en términos de crecimiento, industrialización e integración de las pymes en las cadenas de valor. En ese marco, destacaron como cambio de paradigma el rol de las bancas de desarrollo como instrumento de inversión pública para reorientar recursos y lograr que la dinámica de crecimiento pueda sostenerse.

Carlos Linares, presidente de ALIDE, remarcó la consolidación que tuvieron las instituciones financieras de desarrollo en el último tiempo, factor que permitió el fortalecimiento de los gobiernos para mejorar infraestructuras productivas, desarrollar mercados e incentivar el financiamiento a largo plazo. Asimismo, aseguró: “Las finanzas no son un fin en sí mismo, sino un vehículo hacia el objetivo más amplio del desarrollo sostenible. Durante la crisis reciente, las instituciones financieras de desarrollo otorgaron líneas de crédito a diversos sectores productivos de apoyo a la economía y el sistema financiero, con el objetivo de asegurar la sostenibilidad de los flujos de financiamiento”.

En esta línea, Mariano De Miguel, presidente del BICE, señaló: “En este contexto global, de hostilidades y oportunidades, repensar la matriz productiva puede ser útil para que nuestras naciones tengan peso en la agregación de valor y que los objetivos, además del crecimiento, sean en términos de desarrollo y mejora social. Para ello, es clave entender que, para que una matriz productiva se condiga con el desarrollo, tiene que estar vinculada a cómo se produce, y no tanto a qué se produce”.

En su intervención, Juan Cuattromo, presidente del Banco Provincia, destacó que “nuestro rol es ofrecer los mejores servicios financieros al menor costo posible, siendo responsables con la administración del patrimonio público”. Asimismo, señaló que el banco tuvo en los últimos tres años como objetivo clave “el financiamiento de la producción con foco en las pymes”. “A la hora de hacerlo, hemos coordinado distintas herramientas políticas que teníamos a disposición, por medio de convenios con el Ministerio de Hacienda y de Desarrollo Productivo”, agregó.

Por su parte, Pablo López, ministro de Hacienda de la provincia de Buenos Aires, subrayó: “La sinergia que existe entre el desarrollo de los mercados financieros y el crecimiento económico es clara, vínculo que es aún más importante en países en vías de desarrollo, que necesitan un crecimiento más acelerado. Esta dinámica demanda mercados financieros que puedan servir al proceso. Tenemos claro que lo que demanda un proceso de crecimiento hace a la necesidad de contar con financiamiento para proyectos que no necesariamente son rentables en el corto plazo para el sector privado, por lo que en este factor entra el rol clave que ocupa el estado y la banca pública a la hora de financiar estos proyectos que muchas veces implican mayores riesgos e incertidumbre”.

En el cierre, José Ignacio De Mendiguren, secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, reafirmó el rol de la banca pública. “Todos los proyectos nacionales importantes del país y de la región nacieron en la banca de desarrollo”, planteó. Por otro lado, resaltó el rol que tuvieron los estados durante la pandemia a la hora de sostener la industria y la producción: “Todos los países afrontan problemas de inflación importantes, pero ninguno, al igual que la Argentina, dejó caer la producción. En este momento actual, volvemos a estar en el radar del mundo por nuestros activos y recursos, por lo que tenemos la necesidad de levantar al país con más valor agregado y un nuevo modelo de desarrollo”.

Dejá tu comentario