Sin "mudanza fiscal", la AFIP cobrará por bienes en el exterior

Economía

De acuerdo con el organismo, el año pasado 17 grandes contribuyentes abandonaron Argentina. Advierten que usarán datos del blanqueo para evitar maniobras

La administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, quiere evitar que grandes contribuyentes apelen al recurso “mudanza fiscal” para pagar menos impuestos y por eso anticipó que usará los datos del último blanqueo de bienes de argentinos fuera del país para controlar los movimientos de fondos y bienes. El recurso de mudarse al exterior con una actividad económica es un derecho de las personas. La idea general es que un contribuyente puede darse de baja en Argentina, trasladarse con su radicación impositiva a otro país con menor presión (por caso, Uruguay) y pagar así los impuestos en ese nuevo lugar de residencia fiscal.

La polémica se estableció con el Impuesto a los Bienes Personales. Hasta la sanción de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, la persona con bienes en el exterior podía evitar pagar el impuesto con sólo declarar un domicilio de residencia fuera del país. En ese caso pagaría sólo por los bienes en Argentina, siempre y cuando no pague por los mismos activos en su nuevo lugar de residencia en el caso que el tributo exista, o la diferencia en el caso de que la alícuota sea menor que la local. De lo que estaría exento es de la nueva tributación por sus bienes en el exterior, ya que, de aplicarse, incurriría en el principio de “doble imposición”, con lo que estaría protegido y la presión tributaria sería menor. Advertidos los legisladores del Frente de Todos de que empresarios pudieran tratar de evitar pagar impuesto por los bienes en el exterior, introdujeron en el tributo el concepto de residencia fiscal vinculada con el Impuesto a las Ganancias. Eso implica que si la persona vive afuera, pero tiene su domicilio fiscal en el país, tendrá que pagar Bienes Personales por los activos en Argentina y en el exterior también.

Según coinciden datos de la propia AFIP con estimaciones realizadas por asesores tributarios y jurídicos, durante el año pasado y en los primeros días de la nueva gestión de Gobierno, se incrementaron tanto los pedidos de baja del gravamen de Bienes Personales como las consultas y trámites para irse al exterior. Se trataría de personas de importante poder económico, de 50 años en adelante, quienes ya teniendo hijos adultos deciden partir a destinos como Uruguay y Paraguay donde el entorno impositivo es más benévolo.

Marcó del Pont reveló que el año pasado hubo 17 grandes contribuyentes que decidieron mudarse afuera, lo que marcó un incremento muy fuerte respecto del promedio de los años anteriores, que eran 2 o 3 casos. La titular del organismo evalúa ahora la situación de estas personas y adelantó que se utilizarán datos del último blanqueo de capitales “para hacer una política tributaria más progresiva”.

Guillermo Poch explicó que “mientras en el pasado se utilizaba el criterio del ‘Domicilio’, en la actualidad se rige por el criterio de la ‘Residencia’, al igual que en el Impuesto a las Ganancias. El criterio del Domicilio está más ligado a cuestiones legales, un lugar de morada, mientras que en el criterio de la residencia se vincula con la intención de permanecer en un lugar”, señaló.

El tributarista Iván Sasovsky reveló que “la cantidad de consultas de personas que se van a radicar en el exterior aumentó de manera exponencial a partir de 2020” y advirtió que “si la gente se muda y radica en el exterior y deja de vivir en la Argentina no hay mucho que pueda hacer el fisco”. Sasovsky agregó que “es mucha la gente en un rango etáreo de más de 50 años que decide irse porque los impuestos son altísimos”.

Sebastián Domínguez precisó que para que un contribuyente argentino deje de pagar Bienes Personales, tiene a su vez que dejar de pagar Impuesto a las Ganancias, o dicho de otro modo, mudar su residencia y su actividad económica completa de la Argentina.

Aun así, la reforma que introdujo la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva puede generar cuestionamientos legales. Un empresario que fijó cambio de domicilio antes de la vigencia de esta podría reclamar que se lo encuadre con el viejo tratamiento. Domínguez consideró en ese sentido que si bien “hay algunos planteos de abogados, se entiende que comprende a todo el período” fiscal 2019”.

Temas

Dejá tu comentario