Asambleas de productores con críticas a Moyano (h)

Economía

Una tregua dentro de la tregua es lo que ahora parecen dispuestos a ofrecer los productores del interior del país. Queda muy poco margen de negociación, tan sólo cinco días, y las bases ruralistas dicen estar esperando «una señal, un gesto» de parte Cristina de Kirchner o del flamante ministro de Economía Carlos Fernández antes de definir -como ya estaba casi confirmado hasta la semana pasada- si el sábado retomarán la protesta en las rutas.

La renuncia de Martín Lousteau dio aire a la tensa relación con el campo. De todos la chance de concordia se disolvería en caso de que no llegue el mensaje que esperan los productores, es decir, medidas concretas para solucionar las crisis que afectan a los sectores de carne, trigo y lácteos. Pero principalmente que se incluya en el temario una revisión del nuevo sistema de retenciones y su cuestionada movilidad. Este último es el dato clave de la discusión y hoy mismo podría haber novedades al respecto.

«Pido a la Presidente y al nuevo ministro Fernández que den una señal, que hagan un gesto hacia el campo», sostuvo ayer el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, desde Villa Mercedes, San Luis, en el Encuentro Federal Agropecuario que reunió a cerca de 3.000 productores. Junto a él estuvieron presentes otros dirigentes que también cultivan fuerte perfil combativo: Ulises Forte, vicepresidente de la FAA, y Néstor Roulet, vice de CRA. Por la Sociedad Rural estuvo presente el director regional, Vicente Barreix.

  • Novedad

    La asamblea de San Luis siguió la línea de las que se vienen realizando en todas las provincias productoras, especialmente en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires -el sábado, en Olavarría estuvieron las cabezas de CRA y CARBAP. Trenque Lauquen también tuvo gran convocatoria-. Los productores se mostraron favorables a la continuidad de las medidas de fuerza a partir del sábado, aunque ya sin corte de ruta. Pero la novedad es esta «ventana de optimismo que se abre» -según calificaron desde la Sociedad Rural- ante un posible anuncio oficial que contemple cambios en el sistema de retenciones. «Hay que dar un voto de confianza a (Carlos) Fernández», opinaron desde el entorno de De Angeli. Por lo pronto, el entrerriano hará su propio gesto: aplicará esta semana un freno en sus presentaciones por el país, desde las cuales se encargó de disparar con munición gruesa al gobierno.Tras recorrer toda la región productiva y hablar en cuanto acto le fue posible, De Angeli opta por hacer hoy una última aparición -en Colón, provincia de Buenos Aires-, y luego limitar su actividad al menos hasta el fin de la tregua, el viernes.

  • Ruido

    En medio de estas señales que brindan cierto optimismo, los ruralistas se encargan igualmente de aclarar que «aún les sigue haciendo ruido la dureza del ex presidente Néstor Kirchner», quien atacó al campo en sus discursos del jueves y viernes pasado. «Lo único que hace el ex presidente Kirchner con esas expresiones es agravar la situación, porque la gente se pone muy mal y además vemos que el gobierno tiene mala intención», recalcó De Angeli.

    El entrerriano también se encargó de responderle a Pablo Moyano, el hijo del titular de la CGT, que comanda al gremio de camioneros y amenazó con romper eventuales cortes de ruta que realicen los productores. «Los camioneros que están con nosotros a él no lo pueden ni ver, porque dicen que no los representa», dijo De Angeli.

    Otra voz crítica que se escuchó ayer fue la de Roulet. «Nosotros producimos granos para cuatrocientos millones de personas. Producimos un litro de leche diario por habitante. Nosotros cumplimos. Acá se está gastando más de lo que entra», puntualizó desde Villa Mercedes.
  • Dejá tu comentario