Aunque pagó tasas más altas por colocación de deuda, España cumplió con expectativas

Economía

El Tesoro Público español captó 2.541,06 millones de euros en bonos y obligaciones, aunque tuvo que elevar la rentabilidad a diez años al 5,743 por ciento para cerrar con éxito la emisión.

El organismo superó el máximo previsto ya que esperaba captar entre 1.500 y 2.500 millones de euros y la demanda fue importante y superó los 7.100 millones.

El Tesoro colocó 1.116,37 de los 3.666,66 millones solicitados en bonos con cupón del 3,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2014, de forma que las peticiones superaron la oferta en 3,3 veces frente a las 2 veces de la anterior emisión.

En este papel, el Tesoro pudo bajar la tensión de la tasa promedio al 3,463% desde el 3,495% de la anterior subasta, mientras que el tipo marginal se mantuvo prácticamente estable al situarse en 3,520% frente al 3,519% anterior.

Por otro lado, colocó 1.424,69 millones de los 3.442,69 solicitados por los inversores en obligaciones con cupón del 5,85% y vencimiento a 31 enero 2022. Así, la demanda superó la oferta en 2,4 veces frente a las 2,2 veces de la subasta de enero.

"Las cifras han sido muy buenas. No veo ningún aspecto negativo en estas subastas", dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G Valores.

"Las ratios de cobertura ha sido muy buenos e incluso con tipos por debajo de como estaban cotizando en el mercado secundario y del nivel que esperábamos", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

Sin embargo, en este caso, el Tesoro tuvo que subir la tasa de interés media al 5,743% desde el 5,403% registrado en la última emisión, mientras que el interés marginal subió al 5,778% frente al 5,466% anterior.

Dejá tu comentario