Economía

BCRA sumó u$s50 millones y contuvo al oficial ($62,91)

De la mano de compras oficiales -unos u$s50 millones- y de un leve repunte de la demanda privada, el dólar cerró ayer casi estable, a $62,91. Ocurrió en un contexto en el que el cepo hard establecido por el Banco Central mantiene virtualmente paralizado al mercado de cambios.

“Las compras oficiales sostuvieron los precios desde el arranque del día, pero se desligaron de la suba final que fue motorizada por órdenes de compra del sector privado que no tuvieron demasiada respuesta en un mercado que tiene baja profundidad y liquidez, derivada del acentuado control de cambios”, destacó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

En el mercado paralelo, el dólar blue cerró estable, a $66,70. De esta manera, la brecha con el oficial minorista se mantuvo en el 6,1%.En el mercado bursátil, el dólar “contado con liqui” cayó 62 centavos, a $74,72, por lo que la brecha con el mayorista se ubicó en el 24,9%. En tanto, el dólar MEP o Bolsa restó 26 centavos, a $71,47, lo que implicó un spread del 19,5% frente al mayorista.

Por su parte, la tasa de Leliq se mantuvo en 63%, tras la absorción de $171.593 millones. En tanto, las reservas internacionales del BCRA subieron u$s39 millones, a u$s43.536 millones

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 56%. Mientras que en el mercado de futuros Rofex se operaron u$s307 millones. Según señalaron desde ABC Mercado de Cambios, los plazos más cortos concentraron casi 40% de los negocios. Asimismo, señalaron que noviembre ($60,52) y diciembre ($65,95) cerraron con tasas de 48,83% y 93,84% respectivamente.

Mientras tanto, el S&P Merval cayo ayer un 0,5% a 33.247,39 puntos, a pesar de la apertura alcista, poniendo fin a su racha positiva de tres ruedas consecutivas. La Bolsa porteña estuvo atenta a señales políticas y económicas por parte del Gobierno electo, a pesar de que el riesgo-país volvió a descender, en línea con la mejora anotada en la plaza de bonos soberanos, ante expectativas de un canje de deuda menos agresivo que el esperado. En medio de la incertidumbre y de la elevada volatilidad, y a la espera de los anuncios económicos del presidente electo, Alberto Fernández, los inversores se encuentran en “modo de trading” y operan sobre la base de cualquier indicio que vaya surgiendo.

Frente a este panorama, las acciones de Transportadora de Gas del Norte aparecieron al tope del panel negativo, con un retroceso del 3,9%. A su vez, los papeles de BYMA cayeron 2,6%y los de Pampa Energía, un 2,1%. Por su parte, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron principalmente en terreno negativo. Entre las mayores caídas se destacaron Loma Negra (-2%), Banco Francés (-1,9%), y Pampa Energía y Transportadora Gas del Sur, que cayeron 1,6%. Entre las subas, sobresalieron IRSA (+4,5%) y Ternium (+4,1%) .

El riesgo-país bajó un 2,39%, a 2.208 puntos básicos, alcanzando su mínimo en las últimas tres semanas. En ese marco, los títulos públicos en dólares (que cotizan en pesos) avanzaron hasta un 1,5%, como fue el caso del Bonar 2020. Asimismo, el Discount bajo ley argentina creció un 0,2% y el bono centenario ganó un 1,2%. La excepción volvió a ser el Bonar 2024, que cedió un 0,4%. Mientras tanto, los bonos nominados en moneda dura treparon hasta 1,6%, liderados por el Bonar 2020 (AO20D).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario