Esperan más intervención del Banco Central y la ANSES para esta semana

Economía

Analistas indican, como signo positivo, que el valor de la cartera de bonos de la entidad se movió al compás de lo que sucedió con los títulos en el mercado.

Desde que el Gobierno emitió los nuevos bonos tras la reestructuración de la deuda, el mercado se pregunta cuál es el organismo público que viene interviniendo en la plaza bursátil, comprando y vendiendo títulos soberanos, para evitar que la brecha entre los dólares financieros y el oficial mayorista escalen por encima del 100%. Estimaciones privadas indican que sería el ANSES el que ha utilizado mayor artillería, por lo que el margen del BCRA para prevenir saltos en el MEP y en el contado con liquidación (CCL) estaría casi intacto.

El broker Invertir en Bolsa realizó un índice compuesto en un 30% por bonos AL30D y en un 70% por bonos AL35D (tal como está conformada la cartera de títulos soberanos de la autoridad monetaria) y lo comparó con el valor del portafolio del Banco Central. Entre el 15 de septiembre y la primera quincena de noviembre el índice cayó 17%, debido al castigo que viene teniendo la deuda argentina en el mercado, mientras que el valor de los bonos de los que dispone el Central disminuyó 16,2%.

Como conclusión, en la presentación audiovisual que acompaña el mencionado documento, desde IEB resumieron: “El BCRA no sería el que está vendiendo los bonos, sino la ANSES, por lo que el poder de fuego del BCRA sigue, no es que se fue reduciendo. El Gobierno tiene artillería para seguir buscando achicar la brecha”.

En tanto, un informe de la consultora FMyA señaló: “Ni el BCRA ni ANSES confirman que ellos malvenden bonos. Pero sí podemos asegurar que hay intervención de alguno de los dos. El rumor fuerte es que es el BCRA el que vende sus tenencias. Hay dos maneras de chequear si es así. En el balance semanal de sus activos y pasivos debería bajar su tenencia de bonos argentinos en el activo y desde el 22 de octubre se mantiene estable (van en sintonía con los precios de mercado). La otra forma es que por cada venta de bonos en pesos, el BCRA debería retirar base monetaria del mercado, algo que tampoco se ve reflejado”. De este análisis se infiere, en línea con lo mencionado antes, que la cartera del Central no es la que está sufriendo modificaciones sustanciales.

Más allá de estos análisis, un importante ejecutivo de uno de los bancos con mayor participación en el mercado de renta fija, señaló: “Participación del BCRA hay, pero así como vende contra pesos compra contra dólares y se equilibra”.

En tanto, el estratega de renta fija de Consultatio, Francisco Mattig, consignó: “Nos da la impresión de que en la mesa están los dos (el Banco Central y ANSES), aunque en los últimos días hubo menos volumen, con lo ya con muy poco ya mantienen la brecha baja”.

Sea cual sea el que intervenga, existe una sensación generalizada en el mercado que la participación se justifica solo en el corto plazo y que debe ir acompañada de reformas estructurales. “ANSES o el Central están malvendiendo títulos públicos en moneda dura y así y todo la brecha tiene un piso del 65%, que lo marcan el 30% de impuesto PAIS más el 35% de Ganancias. Hay que bajarla en torno al 50%, no se puede convivir con una brecha así”, resumió el director de Ecolatina Lorenzo Sigaut Gravina.

Ahora bien, ¿cuáles son los castigos por parte de la economía a semejante gap? El gerente de Research del Banco Supervielle, Walter Ramírez, sostuvo: “De los u$s11.562 millones de saldo comercial devengado que obtuvo Argentina hasta septiembre, únicamente entraron al país u$s7.071 millones. Hay u$s4491 millones que aún no entraron. ¿Esto es habitual? No, lo habitual es que el comercio exterior devengado se transforme en una cantidad de dólares igual o mayor. Desde 2007 siempre fue positivo este rango, excepto en 2009. Básicamente, cuando tenés un tipo de cambio controlado y hay una brecha muy grande entre el paralelo y el oficial los importadores tratan de pedirle todos los dólares que pueden al BCRA al tipo de cambio oficial. En otros períodos le compran dólares, pero también consiguen financiamiento. En 2019 los importadores le compraron el 70% de lo que importaron al BCRA. Para el resto consiguieron financiamiento externo. En 2020 le están pidiendo todo lo que importan y un poquito más”.

El correlato de este desfasaje es que las reservas del Banco Central vienen sufriendo una importante caída. El viernes las tenencias brutas de la entidad finalizaron el día en u$s38.705 millones, lo que implica una merma de u$s42 millones en relación al día anterior.

Si bien en noviembre el BCRA disminuyó el drenaje de reservas netas en relación al ritmo de agosto, septiembre y octubre, la sangría no se detiene. Si se toma como base el 20 de noviembre (última información oficial) en las últimas veinte ruedas anteriores a ese día el BCRA acumuló un saldo negativo de intervención en torno a los u$s744 millones.

Donde sí se mantiene la calma es en las divisas paralelas: el dólar blue cerró el viernes con una baja de $1 y se colocó en $156, muy lejos del pico de $195 alcanzado el 23 de octubre. Además, el CCL cayó $0,35, para colocarse en $148,92, mientras que el MEP retrocedió $1,14 y terminó la semana en $145,45.

El oficial mayorista continúa su ritmo de crawling peg, aunque más acelerado que en los meses anteriores, y arranca este lunes en $81,07. De esta forma, la brecha con el CCL es del 83%.

Temas

Dejá tu comentario