BCRA: reservas tocan mínimo en cuatro años

Economía

Las tenencias brutas de la entidad perforaron los u$s39 mil millones por primera vez desde 2016. Vendió unos u$s50 millones ayer.

La sangría de dólares sigue sin tocar fondo y, ayer, volvió a romper otra barrera psicológica: las reservas del Banco Central (BCRA) cerraron por debajo de los u$s39 mil millones, algo que no ocurría desde el 27 de diciembre de 2016. Durante la jornada las tenencias brutas de la entidad monetaria sufrieron una baja de u$s130 millones, para terminar la rueda en u$s38.940 millones. Fuentes de mercado indicaron que el BCRA finalizó el día en una posición neta vendedora por alrededor de u$s50 millones. La baja del oro y la del yuan hicieron que el empujón fuese mayor, dado que el Central contabiliza posiciones en dichos activos.

Desde aquel 15 de septiembre en que se anunció el endurecimiento del cepo cambiario, las reservas totales cayeron u$s3.555 millones.

A principios de mes el Banco Central parecía empezar a domar de a poco la cuestión y, de hecho, logró terminar la primera semana de noviembre como comprador. Sin embargo, con el correr de los días se produjo un vuelco y en lo que va del mes lleva vendidos unos u$s120 millones. Cabe señalar que en octubre había alcanzado ventas netas por u$s651 millones en la primera quincena y por u$s440 millones en la segunda. En septiembre, la posición vendedora neta alcanzó los u$s1.618 millones. En conclusión, se desacelera el ritmo de ventas, pero la hemorragia no se detiene.

Según estimaciones del broker Invertir en Bolsa, las reservas netas del Banco Central se encontraban en u$s5.172 millones al 7 de noviembre. Pero las netas líquidas (es decir, sin contar el oro y los Derechos Especiales de Giro del FMI) daban un negativo de u$s336 millones. Para otros agentes de mercado, el rojo es aún más profundo.

En cuanto a las plazas cambiarias, no hubo grandes variaciones respecto del miércoles, pero el contado con liquidación (CCL) encadenó su quinta suba consecutiva. Tuvo un incremento $0,77 y concluyó el día en $149,87. Durante casi todo el día cotizó por encima de los $150, pero el precio se desinfló sobre el final, posiblemente por alguna intervención oficial, como suele ocurrir en los cierres. Algo similar ocurrió con el MEP, que avanzó $0,58 y se colocó en 146,53.

Los dólares bursátiles aún se encuentran lejos de los valores que supieron alcanzar el 22 de octubre (el CCL en aquella oportunidad había superado los $181), pero aún así continúan su marcha ascendente. “El mercado está esperando confirmación de que las señales positivas que se dieron en la primera mitad del mes de noviembre van a continuar de acá a fin de año”, consideró al respecto el economista de Empiria Juan Ignacio Paolicchi. Y agregó: “Después de haber hecho anuncios que cayeron bien (que no iba a haber más Adelantos Transitorios del BCRA al Tesoro, la reducción del parking, la emisión del bono dólar linked y que el déficit iba a ser menor) volvieron las señales contradictorias: el impuesto a la riqueza, la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que va en contra de lo que quería el FMI, declaraciones ambiguas, la carta de los senadores, entre otras cuestiones”.

Por otra parte, Paolicchi consideró que “como el MEP y el CCL no subieron significativamente, el Gobierno no se vio obligado a intervenir de forma tan contundente, como cuando la brecha había escalado alto”.

En cuanto al dólar informal, hubo un pequeño retroceso: el blue cayó $1 y cerró el día en $163. La divisa que se compra y vende en cuevas estuvo volátil en los últimos días pero, para tranquilidad del Gobierno, está muy lejos del máximo de $195 al que llegó el 23 de octubre.

En tanto, el dólar mayorista continuó con su incremento homeopático. En esta oportunidad subió 13 centavos y cerró en $80,28. De esta forma, la brecha entre la divisa que administra el Banco Central y el dólar blue alcanza el 103%, mientras que el gap entre el mayorista y el CCL llega al 86%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario