Bill Gates, desde hoy, es otro desocupado más

Economía

Seattle - Bill Gates, creador del imperio Microsoft, deja hoy el timón de la compañía que lo convirtió en el hombre más rico del mundo. Su retiro llega en un momento que muchos califican de «crítico» para su megacorporación.

La salida de Gates, que decidió dedicarse «full time» a actividades filantrópicas, había sido anunciada hace dos años. «Dejo un trabajo divertido, pero si siempre que hubiese un competidor interesante pensase en quedarme, entonces tendría que morir en la oficina», admitió Gates en una reciente entrevista con la revista «Newsweek».

El fabricante del sistema operativo Windows y los programas Word, Excel, Access y PowerPoint está perdiendo terreno frente a competidores que están ganándole participación de mercado, al margen de las múltiples demandas por monopolio que enfrenta en diversas partes del mundo ( especialmente en Europa).

  • Futuro

    En 2000 la compañía quedó en manos de su amigo de la juventud y cofundador de Microsoft, Steve Ballmer; Gates pasó a ocupar el cargo de « diseñador jefe de software», y conservó su condición de presidente del consejo de administración.

    El empresario centrará sus esfuerzos en proyectos humanitarios que puso en marcha a través de la Fundación Bill y Melinda Gates, institución benéfica dedicada a temas sanitarios y educativos. «

    Tendré cuatro veces más de tiempo para revisar estrategias sobre lo que hacemos en educación, lucha contra enfermedades, agricultura, microcréditos, y mis apariciones en público tendrán que ver en su mayor parte con la Fundación, así que mis viajes serán de ahora en más a Africa y a la India», dijo Gates.

    Por su parte, Ballmer y el directorio de Microsoft tendrán que hacer frente a los nuevos desafíos que se presentan para la compañía, que vio caer 11% sus utilidades el último trimestre y no logró quedarse con Yahoo! para tener más presencia en el mercado de buscadores de Internet, hoy dominado por Google.

    A estas críticas, los ejecutivos de Microsoft responden que -a pesar de que se le imputan fallas- su nuevo sistema operativo Windows Vista ya vendió más de 140 millones de licencias en todo el mundo-.

    Con apenas 52 años, William Henry Gates (su nombre completo, que pocos conocen), que nunca completó sus estudios universitarios, cerró su vida como empresario, a menos que el « bichito» de la híperactividad vuelva a picarlo. Mal no le ha ido: según la revista «Forbes», su fortuna personal ronda los u$s 58.000 millones. Poco de ese monto quedará para sus tres hijos, ya que en su testamento lega casi toda su fortuna a obras de caridad.
  • Dejá tu comentario