Caída repentina de bitcoin: tras tocar los u$s10.000, ahora cotiza cerca de u$s9.000

Economía

La evolución del precio del bitcoin durante 2020 fue fluctuante, pero había mostrado una baja volatilidad en la última semana.

Tras tocar los u$s10.000, la cotización de bitcoin volvió a experimentar una caída repentina hasta la banda de u$s9.000, luego de mostrar una baja volatilidad en la última semana, cuando se mantuvo entre u$S9.500 y u$s 9.900.

Según el análisis del sitio especializado Cointelegraph, la caída se puede atribuir a inversores que buscan liquidez, un aumento en las ventas de mineros y el rápido crecimiento del mercado de opciones.

En abril de 2020, la criptomoneda tardó unos 38 días en recuperarse de u$s5.800 a u$s7.700. y luego le llevó 9 días aumentar de u$s7.700 a u$s10.000.

La ventas de los mineros parece ser una de las claves: según el inventario, están vendiendo los bitcoins que obtienen en lugar de conservarlos.

La tendencia reciente de los mineros a vender más que antes de que ocurriera el halving, el 11 de mayo, agregaría una presión de venta persistente en el corto plazo.

¿Qué cambió el halving? Como bitcoin es una moneda descentralizada, alguien tiene que validar las transacciones que suceden en la red. Por eso, cada 10 minutos aproximadamente los mineros (quienes aportan hardware y consumen electricidad para hacer más segura la red) validan un bloque de transacciones.

Cada 210.000 de estos bloques de transacciones, evento que ocurre cada 4 años, la cantidad de bitcoins que recibe el minero ganador, se reduce a la mitad. De ahí proviene el nombre del evento: halving. Lo mismo dicho de otra manera: la oferta de nuevos Bitcoins cae un 50%.

La evolución del precio del bitcoin durante 2020 fue fluctuante. Luego de cerrar 2019 con una ganancia anual del 94% (el 2 de enero su valor rondaba los u$s6.900), se desplomó un 24% al 16 de marzo. A partir de entonces, recuperó buena parte de su cotización.

Si bien mucho más volátil, la criptomoneda tiene por el momento un mejor rendimiento que, por ejemplo, el oro. El valor de la onza en Nueva York perdió sólo el 3,41% desde principios de año hacia mediados de marzo y, desde entonces, ganó un 15%. Desde que comenzó el año, tuvo un incremento cercano al 12%.

Los especialistas mencionan estadísticas con respecto a los halvings anteriores que podrían ser alentadoras para el precio de la criptomoneda. Por ejemplo, el año posterior al halving de 2012, aumentó desde unos u$s12 a u$1.000; mientras que creció un 1.000% tras la reducción de 2016: fue, justamente, cuando alcanzó su techo en 2017 para luego comenzar a caer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario