Bossio recalcó que las familias que cobran asignaciones familiares "van a mejorar sus ingresos"

Economía

El titular de ANSeS, Diego Bossio, aseguró este viernes que "todos los trabajadores y sus hijos que tienen derecho a las asignaciones familiares van a mejorar sus ingresos" con los cambios anunciados por el Gobierno en el sistema y destacó que permiten que "la asignación llegue a las familias que realmente necesitan de la protección del Estado".

Bossio remarcó que las modificaciones al régimen de asignaciones hacen que las familias estén beneficiadas "ya sea por una transferencia directa de ANSeS o porque pueden deducir hasta 7200 pesos anuales de ganancia, si cobran más de 14.000 mensuales".

El funcionario realizó estas aclaraciones ante las "diferentes y confusas versiones que algunos medios de comunicación han circulado sobre el nuevo régimen de asignaciones familiares y que atentan contra los intereses de los trabajadores, los jubilados y las familias argentinas".

"A partir del nuevo régimen, 270.000 familias que antes no recibían asignaciones ni podían descontar de Ganancias, las comprendidas entre 5200 pesos y 7000 de ingreso, van a empezar a cobrar la Asignación Familiar", indicó el funcionario.

Asimismo, precisó que 63.331 trabajadores que antes cobraban asignaciones familiares y descontaban de Ganancias, ya que los ingresos se consideraban individualmente y no por grupo familiar, van a poder seguir descontando de Ganancias hasta 7200 pesos anuales.

Según la resolución vigente, el grupo familiar seguirá cobrando la suma de dinero correspondiente a la categoría a la que pertenecía antes del cambio, con los aumentos correspondientes a dicha categoría, o bien, será incluido en una nueva categoría mejor, por el aumento de los topes.

Con los cambios, las asignaciones familiares aumentarán un 25,9 por ciento, por lo que el monto que perciben los trabajadores, desempleados, jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo pasará de 270 a 340 pesos y para Hijo con Discapacidad de 1.080 a 1.200.

"La progresividad de los aumentos permite generar un efecto multiplicador, ya que las personas de menor ingreso destinan sus recursos directamente al consumo, porque en los deciles más bajo la propensión es mayor", explicó Bossio.

Agregó que "la transferencia de un $ 1 implica un crecimiento de la demanda agregada de 2,72 pesos en promedio, llegando a 3,65 en el decil más bajo".

Los cambios permitirán "ampliar la cobertura de las asignaciones familiares, llegando a 269.813 trabajadores que antes no cobraban por ANSES, ni podían descontar de ganancias".

Dejá tu comentario