Julián Domínguez llamó "bien cultural" el trigo, el maíz y la carne y la Sociedad Rural de Rosario salió a cruzarlo

Economía

Según la entidad, estas declaraciones son "una pésima señal, hacia quienes tomamos la decisión de producir dichos bienes y atenta contra la libertad de comercio".

La Sociedad Rural de Rosario emitió un comunicado y cuestionó con dureza los dichos de Julián Domínguez, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, al considerar el trigo, el maíz y la carne como "bienes culturales". Ocurrió luego de que el ministro resaltara la importancia del campo para la economía argentina en diálogo con C5N.

"La producción agropecuaria es parte de nuestra identidad nacional. El trigo, el maíz y la carne son considerados bienes culturales argentinos y están en el centro de nuestras tradiciones", expresó el ministro una semana atrás. Pero la Sociedad Rural de Rosario reaccionó contra las declaraciones del ministro una semana después luego de un comienzo de entendimiento entre el gobierno y el campo tras la flexibilización a las restricciones de la carne.

Según la entidad, estas declaraciones son "una pésima señal, hacia quienes tomamos la decisión de producir dichos bienes y atenta contra la libertad de comercio".

En otro párrafo, agregaron: "El denominar bienes culturales a las producciones de carne, trigo y maíz, que no son más que bienes privados de quienes lo producen, no es más que tratar de disimular los verdaderos objetivos, que es apropiarse directa o indirectamente de la producción primaria", agregó.

Por otro lado, señalaron que los anuncios contradictorios del titular de la cartera de Agricultura no hacen más que "desalentar toda proyección e inversión ganadera con potencial exportador".

"Las medidas anunciadas fueron acompañadas de otras expresiones donde ratifica que la exportación de carne no podrá superar nunca entre el 22% y el 24% del total producido para el año 2022%", aseguraron. Por último, manifestaron que para el desarrollo de cualquier actividad económica, "se necesitan reglas caras que promuevan el trabajo, la inversión y la producción; previsibilidad a corto y largo plazo; como también comerciar con el mundo para el ingreso de divisas necesarias al país, con un solo tipo de cambio".

"Deberían tomar la decisión política de bajar los impuestos confiscatorios al trabajo, a la producción y a todos los productos de consumo para alivio de toda la ciudadanía argentina", cerró el duro comunicado.

Temas

Dejá tu comentario