Dólar: el Gobierno habría empujado la oferta en el CCL para reducir la brecha

Economía

A raíz del canje, hay menos demanda por falta de instrumentos para comprar dólar contado con liquidación.

El mercado cambiario ya empieza a sentir los efectos de haber ingresado en la semana del canje de deuda bajo legislación local y, prueba de ello, es que el dólar contado con liquidación (CCL) anotó su segunda baja consecutiva: retrocedió 1,8% en la última rueda y se colocó en $130,54, tras haber comenzado la semana en $135. Esta vez la baja fue acompañada por el otro dólar financiero: el MEP, que el lunes había subido, cedió un 2% y quedó en $127,69.

Mientras tanto, el blue se mantuvo igual ($137) y el oficial minorista avanzó 0,03% para terminar el día en $77,94. El mayorista mostró un alza de 0,11% y cerró en $73,81.

La baja del CCL estaba dentro de lo previsto, ya que muchos bonistas que ingresaron al canje de ley local tienen que entregar sus Bonar 2020 y Bonar 2024, que suelen ser los principales vehículos de dolarización financiera, lo cual deja la plaza con menos opciones de acceder al billete verde. “En nuestro escenario se veían presiones a la suba durante jueves y viernes de la semana pasada y presiones a la baja a partir el martes de esta semana, considerando la caída en la demanda de dólares o posibilidad de acceder a dólares bolsa producto de los requisitos de parking y el canje”, consignó Federico Broggi, analista de Invertir en Bolsa.

Pero además de la caída en la demanda de dólares por cuestiones técnicas, en el mercado suponen que también el CCL está recibiendo un empujoncito (hacia la baja) por parte de la oferta: “Hay rumores de fuego amigo del Gobierno. Es decir, que se estarían vendiendo bonos contra pesos para hacer caer la brecha. De ser cierto esto último, la caída del día de hoy podría asignarse a ambos efectos: menor demanda de dólar CCL, producto de un tema técnico, y aumento en la oferta de CCL por parte de organismos públicos”.

En sintonía con este señalamiento, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, conjeturó: “Creo que la baja está básicamente impulsada por la venta de bonos de Anses. El que más está arbitrando es el Estado”. Por otra parte, Rajnerman destacó: “Llegar al canje en niveles estables, tóxicos, es cierto, pero estables, es positivo en términos de expectativas”.

Sin embargo, el analista de Ecolatina remarcó los problemas estructurales que vienen empujando la brecha: “Las presiones tienen que ver con que la situación en el mercado oficial es muy compleja. Las reservas netas están por debajo de los 10 mil millones de dólares y la demanda de dólares oficiales no cede, en parte porque es una mejor opción que el plazo fijo y también porque la tasa no compensa el riesgo cambiario. Esto se traduce en una demanda de dólares en el mercado paralelo”. En ese sentido, Rajnerman sostuvo que la clave para que baje la brecha después del canje es que se retire un poco de la liquidez excedente. “Si no se saca parte de la base monetaria, si el Tesoro no ajusta un poco el déficit o si no aumenta la tasa de interés para aumentar las colocaciones genuinas en pesos, va a ser difícil que cedan las presiones”, sintetizó.

Rajnerman también indicó que es importante que el dólar oficial “no se planche”. En ese sentido, cabe señalar que el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, afirmó que la cotización actual de la divisa norteamericana está en un nivel competitivo.

Por su parte, el director ejecutivo de la consultora Seido, Matías Carugati, advirtió: “El déficit primario va a superar los 7 puntos del PBI en 2020 y va estar financiado con emisión en buena parte. Se trata de muchos pesos que se inyectaron y van a seguir inyectándose al sistema en los próximos meses. Con la demanda de pesos tan retraída, es lógico que la presión sobre el dólar siga. El Gobierno puede intentar moderarla con regulaciones u operaciones de mercado (vía ANSES o mismo el BCRA, post canje), pero se trataría de parches si no atienden los problemas de fondo”.

En tanto, Alejandro Caramella. jefe de mesa en FIRST Capital Group, agregó: “Estas dos semanas van a ser particulares para el mercado de cambios, ya que con el tema del canje todo lo que sea bonos va a bajar mucho el volumen de operatoria. No descarto que haya movimientos de precios a la baja, lo que no quita que la tendencia de largo plazo no creo que cambie”.

Dejá tu comentario