La fortuna de Carlos Slim repuntó y sumó u$s40.000 millones en un trimestre

Economía

Durante el segundo trimestre del 2021, la fortuna del magnate mexicano aumentó u$s40.000 millones, 111% más de lo que ganó en el mismo trimestre del 2020 y contrasta con la fuerte disminución en el trimestre previo. 

La riqueza del empresario mexicano Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, continúa en expansión. Durante el segundo trimestre del 2021, la fortuna del magnate ascendió a unos u$s40.000 millones. Durante el primer año de la pandemia de coronavirus, fue uno de los conglomerados que más resistió ante el freno de la actividad.

Durante el segundo trimestre del 2021, la fortuna del magnate mexicano aumentó $78,495 millones de pesos, 111% más de lo que ganó en el mismo trimestre del 2020 y contrasta con la fuerte disminución en el trimestre previo.

En abril de 2021 y de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Salud mexicana, la marcada tendencia de baja en el reporte de decesos y contagios por 12 semanas consecutivas, que en un contexto acelerado de vacunación y reapertura de comercios empezó a generar cierto optimismo entre la población, se prolongó a mayo, mes en el que se observaron los registros más bajos de muertes y contagios, que justificaban un aumento en la actividad económica, particularmente en el sector servicios que fue el más afectado durante la crisis sanitaria. Para junio, los registros de la pandemia empezaron a configurar un escenario muy distinto al observado unas semanas antes, sin embargo, en términos del análisis trimestral de las empresas de Slim, fue un buen periodo.

En América Móvil, aunque los accesos a líneas fijas se contrajeron 0.6%, los suscriptores a línea celulares aumentaron 7.9% y en cuanto a los ingresos por servicios, estos se redujeron 4.6%, fundamentalmente por la apreciación del peso frente a la mayoría de las monedas con las que opera la compañía, además, los ingresos por equipo representaron el 16.4% de los ingresos totales de AMX que en el comparativo anual acusaron una expansión de 34%, ello particularmente por el reinicio de actividades en diferentes puntos comerciales, resultado de la disminución en las disposiciones de distanciamiento social en las diferentes ciudades en las que opera la empresa. Así, el mejor resultado operativo en costos y gastos permitió expandir el margen operativo, que junto con el beneficio que aportó la fluctuación cambiaria permitieron obtener una utilidad neta récord.

Grupo CARSO, desde el inicio de la emergencia sanitaria, implementó diversas medidas de prevención y mitigación para preservar la salud, llevó a cabo un estricto control de gastos de operación en todas las divisiones, vio incrementar sus ventas 103%, en Grupo Sanborns el aumento fue de 197.1% y en Grupo Condumex en 102.2% respecto al mismo trimestre del 2020, en este ultimo pese a precios superiores del metal, todo ello explica el aumento de 14,329 millones de pesos de esta emisora en la fortuna de Slim en el segundo tercio del año.

Grupo Financiero INBURSA, brazo financiero del magnate mexicano de 81 años, también tuvo un buen desempeño, generando 3,799 millones de pesos de utilidad neta durante el trimestre, 11.1% por arriba de lo reportado un año antes, que se logró gracias al menor costo de riesgo y gastos generales, junto con mayores comisiones netas y un aumento en la cartera de crédito total. La cuota que aportó a la fortuna de Slim fue de 9,020 millones de pesos.

De acuerdos con los reportes de las empresas de Carlos Slim, durante el segundo trimestre del 2021, conforme la economía de los Estados Unidos se ha ido recuperando, los indicios de una mayor inflación hacia la última parte del segundo trimestre crearon incertidumbre y confusión e impulsaron correcciones de precios en algunos segmentos de los mercados financieros, por ejemplo, el rendimiento de los bonos del Tesoro a tres años aumentó 15 puntos base (un aumento del 50% en el rendimiento) a medida que el mercado de bonos se anticipó al camino esperado de aumentos en las tasas de interés por parte de la Fed. En varios países de América Latina, la inflación superó las expectativas e impulsó a algunos bancos centrales, especialmente a los de Brasil y México, a comenzar a subir las tasas de interés y la volatilidad de tipos de cambio aumentó en toda América Latina.

Una de las variables que refleja el pulso que tiene el conglomerado de empresas de Carlos Slim sobre la economía mexicana, es la evolución en la generación de empleos, que tras alcanzar su punto más alto en el 2T19, con 289,684 trabajadores, meses después marca un cambio en su tendencia y registra en el 2T21 en sus nóminas a 276,253 trabajadores, hecho que acusa la menor capacidad de las empresas para generar bienes y servicios a los consumidores finales y por consiguiente una actitud reservada sobre los acontecimientos económicos en el país como en el resto del mundo.

Dejá tu comentario