Carne aumentó 10% en una semana. Prevén faltantes

Economía

El precio de la carne volvió a aumentar: sólo en la semana pasada subió 10% y estiman que desde hoy volverá a faltar en los comercios. Las manifestaciones de productores en las rutas, que no permiten pasar a camiones con carne destinada a la faena, empeoran la situación. El viernes pasado ingresaron a Liniers sólo 6.500 cabezas (cuando habitualmente llegan 10.000) y según operadores del sector 50% de los animales que se consiguen son vacas, carne que las familias no consumen. Además en ninguna carnicería se consigue los 13 cortes populares con los precios sugeridos por el gobierno.

«Los proveedores no consiguen hacienda. Si el paro continúa esta semana volverá a haber problemas para vender en las carnicerías», dijo a este diario Alberto Williams, vicepresidente de la Asociación de Carniceros de la Capital Federal.

  • Liquidación

    Hasta ahora, no se habían detectado mayores faltantes en los comercios. Aparentemente, aun cuando desde hace 10 días los camiones con animales no podían circular por las rutas debido a los cortes de productores que se encuentran en paro, el stock con el que contaban los frigoríficos permitió el normal abastecimiento. Pero esa mercadería se termina. Desde las plantas aseguran que ya liquidaron todo y que quedan pocas cabezas en los corrales para destinar al consumo minorista.

    En las carnicerías el escenario es calificado de muy pesimista. La semana pasada ya recibieron la media res con algún leve aumento. Para la carne más pesada se pagó $8,80 el kilo y para la que más se vende (liviana) llegó a $9,50. En la resolución 38 que el gobierno publicó con los precios sugeridos se indicaba que la media res no debía superar $7,86 en la mejor calidad de animal.

    La consecuencia es que los precios minoristas también están afectados por subas. Hoy, un kilo de asado de calidad media no se paga menos de $15, cuando el valor sugerido por el gobierno es de $7,66. De hecho, hasta el INDEC reflejó esto ya que en el último relevamiento publicado con datos de abril el promedio para el asado fue de $9,53.

    Sandra González, titular de Adecua, aseguró a Ambito Financiero que sólo en la última semana la carne subió 10%. Esta entidad releva todos los martes los precios en las carnicerías de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y los datos muestran que en algunos cortes el aumento fue aún mayor. Sólo para tomar un ejemplo, en una carnicería del barrio porteño de Congreso se pagó un kilo de vacío $12,08 la primera semana de mayo y $17,5 en la segunda semana. Es decir que ese corte en esa carnicería subió 45%.

    Según coinciden las asociaciones de consumidores, hoy los precios reales que pagan las familias en las carnicerías son casi 90% superiores a los acordados con el gobierno. Y aunque en algunos supermercados existe todavía una muy escasa oferta de cortes populares, debe recordarse que 80% del consumo se canaliza por los comercios barriales y no en las grandes cadenas de venta.

  • Incertidumbre

    Aun así, en los supermercados también comienza a haber incertidumbre en cuanto al abastecimiento. «Todavía tenemos stock pero si continúa el paro tememos volver a la situación que vivimos en marzo, cuando tuvimos que cerrar las góndolas», dijo un directivo de Carrefour.

    En el mercado de hacienda de Liniers el panorama también empeora. Además de las pocas cabezas que ingresaron el viernes, las vacas operaron con caídas de entre 6% y 12%. Los novillos, vaquillonas, terneros y toros se ofrecieron estables. «Las vacas, que constituyeron el grueso de la entrada de hoy (viernes), vinieron de zonas afectadas por la sequía. Por lo tanto, sus condiciones fueron muy pobres debido a la escasez de pastizales en esas regiones», dijo un intermediario.
  • Dejá tu comentario