Más tensión cambiaria: el liqui y el blue en récord y reservas caen u$s152 M

Economía

La divisa subió $7 en el mercado informal y $6,26 en el financiero vía cable. El MEP apenas se movió y quedó más desarbitrado respecto del liqui.

El mercado cambiario volvió a tener una jornada caliente, signado por disparadas en el dólar blue y el contado con liquidación (CCL) y también por una nueva caída importante en las reservas brutas de la autoridad monetaria. Por otra parte, se agrandó la brecha entre el MEP y el CCL, lo cual para los analistas significa que los inversores quieren salir de Argentina.

Los traders consultados por este medio destacaron que, nuevamente, todo indica que hubo participación oficial intentando bajar los tipos de cambio oficiales. Sin embargo, el esfuerzo no alcanzó y el CCL avanzó $6,26, para cerrar el día en su máximo histórico de $181,06. El MEP, en tanto, avanzó 43 centavos y se quedó en $163,09, por lo que la brecha entre ambos ya alcanza el 11%.

“Desde algún organismo estuvieron interviniendo en pesos, en dólares y sobre el final se desarbitraron el MEP y el CCL. Más o menos a partir de las 14 habían empezado a retroceder ambos, pero sobre la última media hora rebotó fuerte el contado con liquidación y cerró en su máximo diario, mientras el otro siguió bajando”, resumió el trader y jefe de research del Instituto de Capacitación Bursátil Leandro Ziccarelli. Mientras que Maximiliano Suárez, de Grupo Bull Market, agregó: “El CCL es más difícil de manipular para el Gobierno que el MEP, que es todo local”.

Más allá de las posibilidades de intervención, lo cierto es que el gap entre ambos refleja ganas de evitar lo que el mercado considera riesgo argentino, dado que el CCL permite a los inversores tener sus tenencias fuera del país. “Los más urgidos para salir son los fondos de afuera, que están dispuestos a pagar una penalidad más alta con tal de tener dólar billete. No quieren bonos, no quieren nada. Por lo tanto, convalidan un precio más alto en el CCL, que suba encima porque cae el precio en el extranjero de los títulos locales y ahí se genera cierto divorcio con la operatoria local”, consideró el director ejecutivo de LCG, Guido Lorenzo. Ante la consulta de por qué suben las cotizaciones en general, teniendo en cuenta, además, que el blue escaló $7 y llegó a $190, sostuvo: “No encuentran techo porque la gente ve el precio relativo, es decir, cuánto vale un dólar y cuántos pesos tengo que poner. Y en la economía hay muchos pesos y pocos dólares. La relación se va deteriorando y no encuentra techo”.

Por otra parte, el dólar mayorista aceleró su avance al subir 33 centavos y llegó a $78,08, por lo que la brecha con respecto al blue es del 143%. Mientras que el dólar turista subió 76 centavos y se colocó en $138,24.

Uno de los aspectos que mayor desconfianza generan en el mercado es la magra posición de las reservas del Banco Central. Las netas líquidas, dependiendo la consultora o el broker que saque la cuenta, son nulas o negativas. Y las brutas volvieron a caer fuerte ayer: cerraron en u$s40.669 millones, lo que implica una baja de u$s152 millones en relación al día anterior.

Durante el día, había surgido la versión, basada en cálculos de mercado, que el Central había tenido una posición neta vendedora en torno a los u$s50 millones. Sin embargo, desde la entidad negaron esto y afirmaron: “Terminamos compradores en u$s5 millones”. Ante la pregunta de por qué se vio una merma tan importante en materia de reservas internacionales, fuentes de la entidad vincularon la baja a una mala jornada para el yuan y el oro.

“La dinámica es explosiva en cuanto a lo que es la brecha y si el objetivo del Gobierno es no devaluar y sigue el mismo esquema lo único que le queda pareciera ser restringir aún más las importaciones. Cada vez es más complicado porque no hay reservas netas que permitan batallar”, sintetizó el economista Amilcar Collante, miembro del Centro de Estudios Económicos del Sur.

En tanto, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, señaló a través de redes: “Para frenar una corrida cambiaria hacen falta dos cosas: reservas, para contrarrestar la demanda de dólares, y tasa de interés alta, para incentivar el ahorro en pesos. Hoy casi no hay Reservas y el Banco Central no quiere subir la tasa de interés. Será difícil que pare así”.

Por su parte, el analista de Rava Bursátil, Joaquín Candia, resumió: “Se puede apreciar la vigencia de casi toda una semana con las nuevas medidas tomadas por el Estado y ver que no lograron contener al tipo de cambio. Por el momento, solamente se aceleró el movimiento ascendente. Por otro lado, la brecha entre MEP y CCL ya alcanza valores del 10%, lo que muestra cada vez más la preocupación de los inversores sobre invertir en el país”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario