Holcim invirtió u$s120 millones para ampliar producción de cemento

Economía

"Es una apuesta al crecimiento y al futuro de la construcción en Argentina", dijo el CEO de la cementera, Christian Dedeu, en diálogo con Ámbito. El sector ya está en niveles de prepandemia.

La cementera Holcim inauguró ayer una línea de producción de cemento en su planta de Malagueño, Córdoba, en la que combina la fabricación de clinker en el horno con su posterior proceso de molienda, lo cual permite un significativo aumento de la capacidad y amplios beneficios para la adquisición del insumo para el rubro de la construcción.

El grupo invirtió u$s120 millones en el proyecto de una “línea integral”, como remarcaron desde la compañía, que incluyó un nuevo horno y un molino vertical de última generación y acordes a los estándares de exigencia mundial sobre el impacto en el medioambiente, bajo la premisa de ampliar la planta que ya posee en esa ciudad.

Christian Dedeu, CEO de Holcim Argentina, encabezó la puesta en marcha de la línea integral de producción en Malagueño. Y en diálogo con este medio aseguró que la construcción muestra números auspiciosos.

Periodista: ¿De qué trata esta inauguración y qué beneficios trae para Holcim?

Christian Dedeu: Se trata de una línea de producción integral. En el proceso productivo del cemento vos tenés dos grandes procesos: uno que es el horno, que es el que produce la materia prima del cemento, que es el clínker, después la parte de molienda, que es un molino vertical, que lo que hace es moler ese clínker y fabricar el cemento. Acá lo que hicimos es integra, una línea completa, con lo cual podemos hacer todos los productos desde acá, desde la nueva línea.

P.: La línea nueva tuvo una inversión de u$s120 millones

C.D.: Así es. Es una inversión que empezamos a planificar hace tres años y es básicamente una planta de cemento íntegra que la hicimos dentro de otra planta que ya teníamos. Por ende, tenemos dos líneas de producción que se abastecen de la misma cantera. Es como hacer otra planta de cemento al lado de la que teníamos.

P.: Dado el contexto de pandemia, ¿Qué representa para la compañía esta inauguración?

C.D.: Es una apuesta al crecimiento, una apuesta al futuro de la construcción acá en Argentina. Este año también estamos cumpliendo 90 años en el país, con lo cual las inversiones en esta industria son inversiones que duran décadas y las decisiones se toman más allá de las coyunturas del momento. Argentina es un país que tiene un déficit habitacional y un déficit de infraestructura importante, con lo cual el potencial del mercado está ahí. Lo que tenemos que conseguir como país es poder explotarlo al máximo y para eso nosotros nos preparamos y tenemos una capacidad de planta y productiva que nos va a permitir acompañar ese crecimiento.

P.: ¿La pandemia modificó los planes del proyecto?

C.D.: Modificó los tiempos en el primer lugar porque en el medio de la pandemia tuvimos que parar la obra por la cuestión sanitaria. Tuvimos parados en la cuarentena como el resto del país, con lo cual en términos de tiempo se modificó. En términos de alcance se mantuvo el inicial, por supuesto en el medio con mucha incertidumbre y no sólo a nivel país sino a nivel global por cómo iba afectar la pandemia pero ya está, a esta altura ya estamos convencidos de que en algún momento la vamos a pasar.

P.: La inauguración se da en un contexto de expansión de la construcción, según el INDEC, y de aumento del despacho de cemento...

C.D.: La expansión que estamos viendo en la construcción, y que en realidad fue un rebote de la salida de la cuarentena, está yendo en el mismo volumen que en 2019. Es decir, si uno compara los volúmenes de 2021 son muy similares a los de prepandemia. Sin embargo, nosotros creemos que va a seguir creciendo y apostamos a los proyectos desde obra pública que en muchos casos son incipientes para que el sector siga creciendo.

P.: En ese sentido, ¿Cuánto importa la obra pública para la compañía?

C.D.: El motor de la construcción históricamente en Argentina es el sector residencial, casi con la mitad de lo que es la construcción. Y luego tenés la parte más comercial, industrial. La obra pública puede representar un cuarto del sector de la construcción dependiendo los niveles de cada momento y de gasto en este rubro. El tema de los proyectos o presupuestos desde que se comienzan los proyectos hasta que finalmente se llevan cabo, porque hay todos procesos digitatorios, técnicos, lleva un tiempo, con lo cual no necesariamente el anuncio de un proyecto tiene como contrapartida un incremento en la producción inmediata.

P.: El despacho de cemento creció un 134.6% interanual en abril ¿Este número se reparte en todo el país?

C.D.: Si tomamos la postcuarentena está bastante repartido en crecimiento en todo el país. No hay una provincia que esté creciendo muy por encima del resto. Están mas o menos similar.

P.: ¿Afectó a la firma la suspensión de las obras de más de 2.500 metros cuadrados en la Ciudad?

C.D.: Siempre hay afectación, por supuesto. Pero la obra pública pesa poco, la obra comercial pesa un poco más. Entendemos que esto es algo coyuntural, temporario y si sirve para mejorar el contexto sanitario, bienvenido sea.

P.: ¿Qué proyección hace la empresa a fin de año?

C.D.: Estamos proyectando cerrar un año muy similar en términos de volúmenes a 2019, por encima de 2020 y probablemente un 10%. Algo similar a lo que puede ser el crecimiento del PBI a nivel nacional. Pero muy sujeto a qué es lo que puede llegar a pasar desde el punto de vista sanitario porque la producción puede ralentizarse porque tenés gente que no puede ir a trabajar, porque tenés contagiados y tenés que aislar los contactos estrechos, o porque una construcción se tuvo que parar por casos de contagio o contactos estrechos. Todo eso terminan afectado muchísimo al sector de la construcción, con lo cual el panorama para el resto del año está muy atado a como venga la parte sanitaria.

Dejá tu comentario