5 de noviembre 2008 - 00:00

CGT "mapea" crisis para elevar pedido a Cristina

Hugo Moyano
Hugo Moyano
Hugo Moyano suspendió ayer la reunión del consejo directivo de la CGT que estaba planeada para la media tarde y que se convertiría, en medio del ruido, en una vidriera sobre cómo empezó a impactar la crisis en los distintos sectores de la actividad económica.

Temprano, el camionero hizo transmitir la novedad con el argumento de que varios integrantes de la cúpula sindical no podrían asistir. Y la pateó, sin fecha, para la semana próxima. Antes, de todos modos, planea reunir a la «mesa chica» cegetista.

Lo que trató de evitar Moyano fue que la cumbre sindical se convierta en un desfile de lamentos que, inevitablemente, derive en reproches hacia la «inacción» de la Casa Rosada. Simple: además de castigar a los empresarios, los gremios le apuntan al gobierno.

Es más. El propio camionerodijo que el gobierno de Cristina de Kirchner «no tomó medidas de fondo» ante la crisis. Trató de aliviar, luego, el peso de sus palabras al sostener que no fue, por ahora, necesaria ninguna acción específica. Pero llegó tarde.

  • Análisis

    Con suspensiones en curso, reducción de turnos y eliminación de horas extras, más denuncias sobre despidos encubiertos, la CGT decidió evitar un encuentro de los principales caciques sindicales para que no funcione en una tribuna crítica al gobierno.

    Pero, además, se tomó esa decisión para hacer un análisis exhaustivo, «sector por sector», respecto de cómo se nota el impacto de la crisis financiera internacional que ya comenzó a notarse en el país, según, al menos, los movimientos que detectan los gremios.

    Recién una vez que tenga un «mapeo» preciso sobre los rubros más afectados, Moyano -como jefe de la CGT- le elevaría un reclamo puntual al gobierno para que intervenga. Allí aparece, otra vez, la idea de instaurar la «doble indemnización» por despido injustificado.

    Las versiones sobre el regresode esa normativa aceleraron, según los gremios, las reacciones de algunas empresas que decidieron anticipar la reducción de personal proyectando un 2009 con menor actividadeconómica. En eso, la CGT quiere que el gobierno «actúe ya».

    Sin embargo, y por eso se espera hacer un informe detallado de cada rubro, se admite cerca de Moyano que el panorama que dibuja la crisis incipiente aparece muy diferente según el sector: hay matices muy cambiantes entre la construcción, las automotrices y el comercio, se abundó.

    Según ese criterio, la doble indemnización que se reclama en la CGT podría no ser genérica, es decir para todos los rubros de la actividad. Se trata, por ahora, simplemente de una idea que comenzó a ser evaluada por los dirigentes que concurren a diario a la sede de la calle Azopardo.

  • Mesa chica

    Para analizar y discutir esos puntos, Moyano convocaría para esta semana a la «mesa chica» cegetista que reúne a Omar Viviani (taxis), Gerardo Martínez (UOCRA), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio) y Juan Belén (UOM), entre otros dirigentes.

    En la cita de ese grupo acotado se trataría de fijar una agenda única, con posturas unificadas, sobre un temario que se le elevaría al gobierno: allí figuran una política para evitar despidos -la más usual sería la «doble indemnización»- y el bono de fin de año. Pero hay otros asuntos que sobrevuelan como la posible reestatización de las ART, asunto que desató el temor entre la unión de aseguradoras. Hoy, como si no tuviese nada que ver, en la CGT expondrá un catedrático francés sobre el sistema, cuasiestatal, que rige en Francia.

    En simultáneo, Moyano trabajará hoy de «ministro de Trabajo» al actuar de mediador para tratar de destrabar el conflicto portuario que enfrenta a los gremios del sector con los empresarios.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar