Chávez garantizó inversiones

Economía

Rio de Janeiro - Hugo Chávez tranquilizó ayer a la Argentina sobre el futuro de las empresas nacionales radicadas en Venezuela. «Las empresas argentinas en Venezuela no deben preocuparse, siempre que cumplan su función social y con las leyes», aseguró el líder bolivariano ayer a este diario tras concluir un encuentro bilateral con Néstor Kirchner. Para el gobierno resultó un buen precio por haber escuchado, durante la reunión presidencial, la larga explicación sobre qué es lo que entiende el venezolano por su proyecto de socialismo bolivariano del siglo XXI. Al menos, las nacionalizaciones, en esta etapa, no alcanzan a los proyectos nacionales.

Del encuentro también participaron Cristina Fernández de Kirchner; el canciller Jorge Taiana; el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro.

  • Tranquilidad

    El mensaje de Chávez llevó tranquilidad sobre todo a Techint y al grupo Pescarmona, que habían desembarcado en tierra venezolana gracias a las gestiones presidenciales. «Cada día somos más amigos con la Argentina, (Julio) De Vido está cada vez más sonriente, ¿no le vieron la cara?; la integración energética y el Gasoducto del Sur avanzan», aseguró Chávez, pese a que Brasil por ahora no muestra interés en la construcción de esa faraónica obra, que, por otro lado, tampoco estuvo en la agenda del encuentro que más temprano habían mantenido Felisa Miceli y su par del Ministerio de Finanzas venezolano, Rodrigo Cabezas.

    Chávez también reveló que Kirchner viajará a Caracas el 20 de febrero, a la franja del Orinoco, donde se realizará la primera perforación de un pozo petrolero entre ENARSA y PDVSA. «Va a haber una transferencia masiva de tecnología para la agroindustria de parte de la Argentina», agregó. Y en un aparente lapsus evitó mencionar a Brasil como un aliado sudamericano: «El eje Caracas-Buenos Aires, más bien Caracas-Buenos-Aires-Brasilia sigue creciendo», dijo trastabillando. Además, aseguró que en el encuentro de presidentes para reflexionar sobre la Comunidad Sudamericana de Naciones no recibió ninguna queja de los jefes de Estado por las nacionalizaciones de empresas puestas en marcha en su país en el marco de su « socialismo del siglo XXI». «No me expresaron ninguna inquietud porque cada país es soberano», fue su escueta reflexión.

  • Relevante

    Esa reunión estuvo a punto de fracasar por la falta de asistencia de los presidentes, que entraban y salían del salón ubicado en el primer piso del hotel Copacabana.En realidad, Kirchner casi no estuvo presente, ya que había escuchado largamente al venezolano en un encuentro anterior, cuando Chávez habló ante sus colegas sobre su visión del socialismo. Llegó tarde y se fue temprano. Lo más relevante del contacto bilateral entre los venezolanos y los argentinos fue la firma de la segunda fase del acuerdo marco suscripto en la última Cumbre de las Américas de Mar del Plata entre la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas ( CAFMA) y el gobierno Venezolano.

    El intercambio se va a financiar con el fondo fiduciario que se genera por la compra de fueloil a Caracas, según informó a este diario Claudio Uberti, coordinador general del Ministerio de Planificación Federal. Esta segunda etapa del acuerdo, a cuya rúbrica asistieron Jorge Vismara Vassalli, vicepresidente de la CAFMA; Julio De Vido, y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, asciende a los 155 millones de dólares y todos los fabricantes son pymes y empresas familiares como Agrinar y Apache.
  • Dejá tu comentario