Julio inició con fuerte liquidación de divisas del agro (u$s420 millones)

Economía

La soja tuvo una jornada negativa en el mercado internacional ante las mejoras climáticas en EE.UU. De todas formas se espera que el sector liquide este mes alrededor de u$s2.000 millones.

Con la cosecha de soja finalizada, los productores argentinos continúan fondeándose a partir de las ventas de maíz. De todas formas, se destaca el extraordinario ingreso de divisas en el primer semestre del año que superó los u$s16.600 millones y para julio las perspectivas adelantan que la liquidación del sector agroexportador se ubicaría en alrededor de u$s2.000 millones.

Por lo pronto, según pudo reconstruir Ámbito con fuentes del mercado, en los primeros días hábiles del mes, el campo ya liquidó alrededor de u$s420 millones, un puntapié muy bueno teniendo en cuenta los factores estacionales lógicos de la campaña agrícola argentina.

A su vez, el consejo por parte de los analistas de granos es que los productores comiencen a tomar posición, principalmente en soja y maíz, teniendo en cuenta la máxima volatilidad que muestra el sector.

De cumplirse las proyeccciones, este año el sector agroexportador aportaría en total alrededor de u$s25.000 millones.

Chicago, en baja

Tras el feriado por el 4 de julio en Estados Unidos, la semana inició con fuertes caídas para los precios de los principales granos en el mercado de Chicago. En concreto, el contrato de julio de la oleaginosa cayó 6,06% (u$s32,35) hasta los u$s501,09 la tonelada, mientras que la posición agosto retrocedió 6,20% (u$s32,70) para cerrar a u$s493,93 la tonelada.

Jugaron fuerte los fondos de inversión que liquidaron contratos para retirar ganancias frente a lluvias y a pronósticos de más precipitaciones sobre las zonas productoras de Estados Unidos. En rigor de la verdad, según explican desde el mercado las caídas fueron una reacción desmedida por parte de los operadores, todavía teniendo en cuenta que el miércoles pasado el USDA informó un área sembrada por debajo a lo esperado.

En tanto, desde hace semanas el mercado de commodities viene mostrando una altísima volatilidad mientras las miradas siguen de cerca el desarrollo de la campaña norteamericana. Incluso, a comienzos del mes pasado la soja también había experimentado un retroceso de alrededor de u$s40 por tonelada y luego logró recuperarse. De todas formas, las próximas semanas serán definitorias en la consolidación o no de los actuales valores.

En lo que respecta al ámbito local, los subproductos de la soja acompañaron la caída en Chicago, mostrando un retroceso del 4,47% (u$s65,92) en el aceite hasta los u$s1.407,19 la tonelada, mientras que la harina se desplomó 6,55% (u$s27,45) y concluyó la jornada a u$s391,31 la tonelada.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el movimiento negativo de los precios de estos derivados también se debió a la previsión de que la Unión Europea (UE) importará menor cantidad de biocombustibles este año. Aquí también se encienden luces de la alarma para el negocio argentino porque Europa continúa siendo el principal mercado de los envíos de biodiésel local ante la imposibilidad de exportar a Estados Unidos, luego de las medidas antidumping que impuso el ex presidente norteamericano Donald Trump.

Por su parte, el maíz retrocedió 5,91% (u$s16,24) y se posicionó en u$s258,26 la tonelada. Como en el caso de la soja, las lluvias en zonas productoras en Estados Unidos fueron la principal razón de la baja. Por último, el trigo cedió 3,98% (u$s9,46) y se ubicó en u$s227,81 la tonelada.

Dejá tu comentario