Compran en secreto 9,2% de Repsol YPF en la Bolsa

Economía

La constructora española Sacyr Vallehermoso adquirió ayer 9,23% de la petrolera Repsol YPF por 2.855,6 millones de euros. La operación fue pactada con La Caixa, la accionista controlante de la compañía hispano-argentina con 12,5% del capital.

La participación de la constructora tendrá «carácter estable» y «se enmarca en la estrategia de diversificación y crecimiento del grupo», según consta en el comunicado enviado a la Comisión Nacional de Valores de España. Por esa razón, la empresa solicitará la entrada en el Consejo de Administración de Repsol YPF para tener representación en «su máximo órgano de gobierno».

Según la compradora, «Repsol YPF es una oportunidad única para entrar en el mercado de la energía», con lo cual Sacyr sigue los pasos de Acciona y ACS, también constructoras, que hace pocas semanas adquirieron acciones de energéticas. La primera compró 10% de la eléctrica Endesa, y la segunda ingresó al capital de Iberdrola, siendo ya desde antes accionista de Unión Fenosa.

  • Diversificación

    Los analistas creen que las constructoras españolas « tienen mucha caja y están optando por diversificar en sus inversiones». No obstante, no puede dejar de advertirse que las adquisiciones están en la línea política del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que pretende crear empresas energéticas de capital español, lo suficientemente fuertes como para neutralizar ofertas hostiles de compañías de otros países (ver nota aparte).

    La operación de Sacyr implica la compra directa de 5,00465% de la petrolera a un valor de 1.504,7 millones de euros que se financiaron a través un crédito puente. Por otra parte, se adquirirá mediante cobertura 4,23158%, según explicó Sacyr a la Comisión de Valores.

    Según el diario español «Expansión», Sacyr comenzó a tomar posiciones en la petrolera hace tres semanas, y por último, el broker del Banco Santander negoció el viernes pasado la venta de 3% del capital de Repsol en una operación fuera de mercado. Los títulos de la petrolera cerraron con una suba de 4,55%, hasta 27,35 euros, mientras Sacyr sumó 1,65% a 41,22 euros.

    La adquisición de 10% de Repsol aportará a Sacyr entre 230 y 240 millones de euros a los beneficios del grupo constructor en 2006, lo que significará un crecimiento de 60 por ciento con relación con el año anterior.

  • Confianza

    El titular de Sacyr, Luis Rivero, negó que se pretenda una fusión de las dos compañías, aunque dijo que espera contar en forma rápida con dos miembros en el Consejo de Administración.

    Rivero también indicó que con la compra no pretenden definir el papel de la petrolera en la reestructuración que se está concretando en el sector energético español, y aseguró que se trata de un tema que corresponde al actual presidente de la empresa, Antoni Brufau (La Caixa), cuya gestión alabó.

    Por su parte, Repsol YPF, que en marzo había visto caducar la acción de oro del Estado español, quedando más expuesta a ofertas hostiles, expresó que «valora positivamente la confianza depositada por Sacyr Vallehermoso en su proyecto industrial y su incorporación al accionariado con una posición estable y relevante».

    La petrolera añadió en el comunicado que la operación «supone la incorporación de un nuevo accionista con vocación de permanencia en la compañía y constituye la reafirmación del proyecto empresarial e industrial independiente de Repsol YPF».
  • Dejá tu comentario