Condiciones financieras de Argentina sufrieron la mayor caída desde que Macri es Presidente

Economía

Se trata del Índice de Condiciones Financieras (ICF) elaborado por el Instituto Argentino de Finanzas (IAEF). De esta manera entraron en zona de estrés por primera vez desde enero de 2016, tras deteriorarse 17.9 puntos en el mes.

En junio las condiciones financieras locales sufrieron la mayor caída mensual desde que Macri es Presidente y entraron en zona de estrés por primera vez desde enero de 2016, tras deteriorarse 17.9 puntos en el mes, de acuerdo con un informe difundido hoy por el Instituto Argentino de Finanzas (IAEF).

Las condiciones externas también se deterioraron, aunque apenas 3.3 puntos, sobre todo por un incremento en el riesgo emergente y europeo, y una mayor volatilidad en los futuros de commodities, destacó el instituto.

"La crisis cambiaria continuó escalando durante junio, a pesar de la distensión que hubo en la segunda quincena de mayo tras el anuncio de la búsqueda de un programa con el FMI, luego de que en la primera mitad de mayo el tipo de cambio subiera de 20 a casi 25 pesos por dólar", detalló IAEF en el informe.

En tanto, sostiene que nueve de diez variables que componen al índice local empeoraron, destacándose la devaluación esperada, la inflación y la tasa de interés, que ingresaron en zona de estrés severo.

Asimismo, remarcó que la única variable que mostró una mejora mensual fue la confianza en los bancos, debido a un repunte de los depósitos en dólares, producto del "parking" que hicieron muchos inversores luego de salirse de títulos en pesos.

En tanto, las condiciones externas, que se mantienen en zona de confort desde diciembre de 2016, retrocedieron en junio hasta los 16.1 puntos, aun así el tercer mejor registro de este año, aunque bien por debajo de buena parte del 2017.

"Tanto el riesgo emergente como europeo se deterioraron durante el mes, como resultado del mayor estrés soberano de algunos países emergentes e Italia en la eurozona. No obstante, hubo un repunte sobre todo de la confianza entre bancos, que incluso así todavía sigue en zona de estrés, junto a la liquidez global y el riesgo emergente", concluyó.

Dejá tu comentario