Coronavirus: ¿cuáles son los sectores más y menos afectados por la pandemia?

Economía

Los rubros de hotelería, restaurantes y espectáculos son los que más sufrieron y tardarán más en volver a la normalidad. Enfrentan mejor las consecuencias del coronavirus los servicios esenciales y el campo.

Las consecuencias de la cuarentena para los distintos rubros de la actividad económica en Argentina son dispares, demostró un informe de la consultora Ecolatina que situó entre los más afectados a aquellos donde el aglomeramiento de personas es mayor, como los espectáculos y restaurantes, o que privilegian el movimiento de usuarios, como el turismo.

En Capital Federal, los hoteles redujeron a casi cero su ocupación, mientras que los restaurantes vivieron en marzo una caída del 40% de su actividad, cuando aún la cuarentena para enfrentar al coronavirus no era plena.

“La regularización de estas actividades demandará más tiempo que el resto, dado que involucran aglomeración de personas, sumado a que probablemente exista parte de la población que, producto de los temores generados por la pandemia, no regrese inmediatamente a consumir estos servicios”, señala Ecolatina en su informe en el que afirma que el rubro hoteles y restaurantes experimentará una contracción algo superior al 25% en el año, siendo el sector más afectado en el país.

Las perspectivas para construcción tampoco son alentadoras, afirmó la consultora en su trabajo. El coronavirus fue un golpe de impacto en un rubro que antes de la pandemia acumulaba 18 meses en rojo, “producto de los sucesivos saltos cambiarios que deterioraron el poder adquisitivo de los salarios frente al real state, a lo que se suma nuestra histórica falta de opciones financieras para los desarrolladores”.

“La recuperación de la obra privada -que explica 70% de la actividad- será lenta y con posibles postergaciones de nuevas obras. Por su parte, pese a que la obra pública podría tomar cierto dinamismo -el gobierno nacional lanzó un plan de expansión de gastos de capital por casi 1,1% del PBI-, el escaso margen fiscal puede frenar parte de los desembolsos anunciados. De esta forma, la construcción será el sector de bienes más golpeado en 2020, cayendo en torno al 20%”, informó Ecolatina.

El comercio, que en los dos últimos años ya había registrado una caída del 10%, es otro de los sectores más afectados por las medidas restrictivas impuestas por el gobierno como parte de su estrategia para contener la propagación del Covid-19.

Si bien es un sector que se ha beneficiado de las últimas flexibilizaciones de la cuarentena –en Capital Federal la semana pasada volvió a operar- se verá afectado con una contracción de alrededor del 15%, según las proyecciones, como consecuencia de los plazos necesarios para que recupere su funcionamiento normal en su totalidad y por el desplome del gasto de las familias.

Ecolatina considera alarmante este indicador debido a que tanto el comercio minorista y mayorista representa el 13% del PBI de Argentina y casi un quinto del empleo privado registrado.

El sector energético, específicamente el de petróleo y gas tendrá, en los meses de abril y mayo, una reducción de su producción del 60 y 20% respectivamente, impulsado no solo por la paralización por la cuarentena por el coronavirus en Argentina sino también por la caída del precio internacional del crudo.

El trabajo, no obstante, es optimista sobre el efecto que podría tener la reanudación paulatina de la actividad productiva así como el “barril criollo”, que fijará un precio local de 45 dólares por barril, superior en 15 dólares al internacional. “Esto podría ayudar a recuperar parte de inversión en Vaca Muerta si la demanda llegara a recuperarse. De esta forma, la caída del sector de explotación de minas y canteras sería en torno al 15% en 2020”, señaló a consultora.

El panorama de la industria es, probablemente, el más heterogéneo. Mientras que algunas ramas apenas registraron caídas por quedar eximidas de las restricciones de la cuarentena por ser consideradas esenciales, por ejemplo la industria de alimentos y bebidas y la farmeceútica; otras como las automotrices, metalurgia, textiles, electrodomésticos, entre otras, son as más deterioradas dentro del sector.

Entre los sectores menos afectados en Argentina por las medidas contra el coronavirus destaca el agropecuario que registrará una baja mínima en 2020.

“Gracias a una buena campaña, se proyecta una producción 2019/20 apenas por debajo de los niveles máximos, pero con menores precios internacionales. De todas formas, las complicaciones podrían aparecer principalmente por dificultades en el transporte y la logística. Sin embargo, por ahora no se materializaron dichos inconvenientes, a la par que la demanda asiática no se resiento significativamente”, apuntó el informe.

Otro de los sobrevivientes a las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus será el sector de servicios: comunicaciones, electricidad, gas y agua, por ser considerados esenciales; y los referidos a la administración pública y defensa, y enseñanza ya que, pese a las restricciones, la mayor parte pudo mantener normal funcionamiento u operó a distancia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario