De Vido: "No aumentarán las tarifas"

Economía

Berlín - El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, rechazó ayer, desde Alemania, posibles aumentos de tarifas en los servicios públicos y negó una vez más que se haya analizado la viabilidad de restricciones al consumo de electricidad en shopping, subtes y espectáculos deportivos.

En esta ciudad, donde el funcionario comenzará hoy una visita oficial de tres días, sostuvo que el gobierno «va a dejar que el mercado actúe», pero que «se van a monitorear» los contratos para que no haya abusos por parte de las empresas. En ese sentido, aseguró que «el Estado no va a ser testigo mudo» y que «no va a dejar que la calidad de vida de la gente se distorsione libremente».

Las declaraciones fueron hechas durante una comida que se llevó a cabo anoche en el Hotel Regent y que contó también con la presencia del secretario de Energía, Daniel Cameron, y el presidente de Siemens en la Argentina, Matthias Kleinhempel. Allí, De Vido rechazó tajantemente haber pedido a los centros comerciales, subtes y espectáculos deportivos que bajen el consumo para evitar una supuesta crisis energética. Sobre ese punto, destacó que la «producción va a seguir creciendo». «Ni nos vamos a quedar sin luz, ni nos vamos a quedar sin gas, ni nos vamos a quedar sin petróleo», dijo De Vido.

El ministro hizo también un balance sobre los datos económicos de los últimos meses: remarcó el crecimiento de casi «nueve puntos» del PBI y la baja en la desocupación.

En cuando a los índices macroeconómicos, el titular de la cartera de Planificación Federal aseguró que «en los últimos 50 años la economía no ha crecido tanto como ahora», y que el país está «teniendo un éxito en materia de crecimiento y desarrollo económico».

  • Propósito

    De Vido llegó a Alemania en un viaje que tiene como objetivo atraer inversiones a la Argentina, además de la supervisión de los trabajos de una empresa privada que tiene a cargo la construcción de dos turbinas que generarán 1.600 megavatios, que se instalarán en plantas energéticas del partido bonaerense de Campana y la ciudad santafesina de Timbúes. La construcción de ambas plantas se enmarca en el Plan Energético Nacional puesto en marcha en 2004 para mejorar la generación de energía, cuya escasez sigue siendo negada por el Poder Ejecutivo.

    Por otra parte, el ministro prevé reuniones con funcionarios alemanes de las áreas de Transporte, Asuntos Exteriores y Economía. Tanto la visita a los funcionarios como a la empresa Siemens está vinculada al interés del gobierno nacional de modernizar el sistema de transporte ferroviario.

    El contrato entre el Estado argentino y la empresa alemana Siemens ronda los u$s 1.600 millones, y el viaje del ministro apunta también a cerrar esa negociación.

    Está previsto que las turbinas de ciclo combinado se pongan en funcionamiento el año próximo para nutrir al Sistema Interconectado Nacional de energía, operadas por Termoeléctrica Manuel Belgrano SA y Termoeléctrica José de San Martín SA (TSM), cuyos principales accionistas son Petrobras, Total, AES, Endesa, Duke y EDF. De Vido tiene previsto para mañana un encuentro con el ministro de Economía alemán, Michael Glos, para discutir cuestiones bilaterales entre ambos países.
  • Dejá tu comentario