Los depósitos en pesos treparon casi 6% en abril por mayor liquidez y suba de la tasa

Economía

Según el Informe sobre Bancos del BCRA, se observó un crecimiento real del 9,1% en las cuentas a la vista del sector privado y un incremento del 2,2% en los depósitos a plazo.

Bajo la influencia del contexto generado por la pandemia de Covid-19, los depósitos del sector privado en pesos treparon un 5,7% en abril, en términos reales, respecto a lo observado en marzo. Las cifras se desprenden del Informe sobre Bancos publicado este miércoles por el Banco Central (BCRA).

El crecimiento mensual estuvo traccionado, fundamentalmente, por un salto del 9,1% en las cuentas a la vista. Según el BCRA, esto se produjo por una mayor preferencia por la liquidez, tanto de empresas como familias, y por el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y del subsidio extraordinario para los beneficiarios de ANSES.

Paralelamente, se observó un incremento del 2,2% en los depósitos a plazo, luego de haber caído en marzo ante las restricciones para la atención en las sucursales bancarias. Cabe recordar que el 20 de abril, la autoridad monetaria estableció una tasa mínima para los plazos fijos, equivalente al 70% de la correspondiente a las Letras de Liquidez (Leliqs).

En cuanto a los depósitos en moneda extranjera, se verificó una caída real del 2%. Por lo tanto, los depósitos totales registraron un avance del 3% respecto al mes previo.

Adicionalmente, el ratio de liquidez en sentido amplio (disponibilidades, integración de efectivo mínimo e instrumentos del BCRA, respecto de los depósitos totales) alcanzó el 66%, lo cual significó un salto de 0,3 puntos porcentuales en el indicador en pesos y de 5,2 puntos en el de moneda extranjera.

Liquidez.JPG

En la comparación interanual, los depósitos del sector privado en pesos aumentaron un 15,5% mientras que los efectuados en moneda extranjera se derrumbaron un 41%. De esta manera, el saldo agregado mostró una baja del 8%.

Otro de los aspectos destacados del informe publicado por el Banco Central estuvo relacionada con la evolución de los créditos. El financiamiento bancario en pesos al sector privado tuvo un ascenso mensual del 3,4%, explicado por las líneas que se dispusieron en el marco de la pandemia para asistir a empresas y trabajadores.

En particular, resaltó la línea MiPyME, otorgada a empresas para financiar el pago de salarios y el capital de trabajo, a una tasa máxima del 24%. Por este préstamo, los bancos desembolsaron más de $140.000 millones en abril.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario