Gobierno presenta hoy enmienda de la oferta por la deuda en la SEC

Economía

El Valor Presente Neto de los bonos ofertados va del 52,4 al 55,4 por cada u$s100 con nuevos vencimientos en 2030, 2035 y 2046. El bono Discount arroja un VPN de 61,8.

El Ministerio de Economía hizo oficial ayer por la noche la oferta de la Argentina para la reestructuración de su deuda externa. Lo hará formalmente hoy ante la SEC (la autoridad de títulos valores de EE.UU.), en lo que será una enmienda a la oferta de reestructuración de deuda pública en moneda extranjera bajo legislación extranjera presentada el 22 de abril de 2020. Esta oferta modificada estará sujeta a un período de suscripción que vencerá el día 4 de agosto del corriente año. Una mirada rápida refleja que el Gobierno mejoró sensiblemente su oferta. Por ejemplo, bonos globales como el AA21, A2E2 y A2E3 cuyo nuevo vencimiento en la propuesta es 2030, reflejaban un valor presente neto (vpn) en la oferta de 55,4 para el primero y 54,2 y 54 para el segundo y tercero con un exit yield de 10%. Luego, una serie de bonos que en el nuevo esquema vencen en 2035 como los globales A2E7, AL28 y AL36 registraban un vpn de entre 53,4 y 53,6. Para los bonos resultantes de los canjes 2005 y 2010 como el PAR y el Discount, el vpn es de 53,5 y 61,8 respectivamente con vencimiento en 2041 y 2036. Según el analista Gustavo Neffa, “si bien está en línea con lo que se esperaba, se trata de condiciones muy benévolas para los bonos del canje 2005”.

Por otro lado, Economía también informó que enviará en los próximos días al Congreso de la Nación un proyecto de ley para reestructurar la deuda pública en moneda extranjera bajo ley argentina en condiciones equitativas al canje propuesto para la deuda en moneda extranjera bajo ley extranjera.

“De esta forma, la Argentina estará cumpliendo con el compromiso de tratamiento equitativo para la deuda pública en moneda extranjera emitida bajo legislación extranjera y bajo ley argentina, una decisión que consideramos importante para avanzar en la profundización del mercado de capitales de modo que permita contar con una mayor disponibilidad de instrumentos de financiamiento y ahorro regidos bajo ley argentina” explicó el ministro de Economía Martín Guzmán en un comunicado.

Una primera lectura rápida mostraba anoche cierta intención del Gobierno de dar a entender al universo de acreedores que se trata de una oferta “definitiva”. El argumento que informalmente se dio a conocer es que la Casa Rosada enviará al Congreso un proyecto para reestructurar deuda en moneda extranjera bajo legislación local, y que en esa circunstancia habrá “mismo trato” que con la deuda cuya enmienda de la oferta se presentará hoy, es decir, que habrá ofertas que tendrán las mismas características.

En Economía recordaron que el proceso de reestructuración de la deuda pública tiene como objetivo restaurar la sostenibilidad, redefiniendo el perfil de obligaciones financieras futuras de manera que sea compatible con las posibilidades de pago de la economía.

“El nuevo perfil de deuda que emerja tras la reestructuración debe ser consistente con la recuperación económica y el afianzamiento de un sendero de crecimiento que permita atender los desafíos actuales impuestos por la pandemia Covid-19 cuya atención resulta impostergable sin dejar de ser sostenible en el mediano y largo plazo”, agregó Guzmán.

En el Palacio de Hacienda destacaron anoche que, en simultáneo, “se mantuvo una comunicación sustancial y abierta con el FMI, quien coincidió con las autoridades económicas de nuestro país en considerar insostenible la situación de la deuda argentina y en la necesidad de alcanzar una reducción significativa en las cargas financieras para que el país recupere su capacidad de pago”.

Por si quedaba alguna duda, en Economía insistieron en que la presente oferta, así como el contenido de la propuesta de tratamiento a la porción de deuda en moneda extranjera emitida bajo legislación argentina, constituye el máximo y último esfuerzo que la Argentina puede hacer para con sus acreedores, sin entrar en una dinámica de vencimientos que ahogue la economía y comprometa seriamente la recuperación pospandemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario