Día de gloria para la soja (5% de suba), los bonos y la Bolsa

Economía

Todo jugó a favor ayer para los inversores locales en lo que fue una jornada de récords. Hasta las acciones que venían rezagadas frente a lo que sucedía en el mundo treparon 1%, con alzas de 4% en los papeles de Macro. Está claro que la soja es el indicador clave de la economía, no lejos de lo que es el precio del petróleo para Hugo Chávez. Ayer llegó a un nuevo máximo en el año al ganar 5%, lo que le asegura al gobierno fuertes ingresos fiscales por las retenciones. Este año ya está descontado que, salvo catástrofe, el país crece 7,5% como mínimo y por ello el cupón PBI (título que paga a inversores en función de la marcha de la economía) trepó también a un máximo histórico. A tal punto mejoró el clima en los mercados locales, que los bonos indexados por el CER subieron y dio la sensación de que, momentáneamente, los inversores se olvidaron de la manipulación de datos del INDEC, que nada por ahora indica que haya llegado a su fin. ¿Durará todo esto? No hay motivos para pensar que la tendencia de corto plazo se revierta. Hasta el secretario de Finanzas, Sergio Chodos, recibió ofertas de bancos extranjeros para que la Argentina coloque deuda en pesos a siete años de plazo.

Los cupones PBI en pesos subieron hasta 2%. Es el activo que más interesa hoy a los inversores que dudan de los bonos en pesos. Está en el máximo del año.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se operaron 170 millones de cupones en pesos por un monto de $ 22 millones, uno de los volúmenes más altos del año. Esto representa un monto de operaciones diez veces mayor que se negocia habitualmente.

El cupón es un derivado, no tiene vida propia. Viene adosado a los bonos del canje de la deuda, pero se le permite operarpor separado. Su precio está atado al crecimiento del país. Si el Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina crece más de 3,50% paga dividendos.

  • Renta definida

    El que compra cupones ya sabe cuánto cobrará este año porque la renta está definida ya que su base de cálculo es el crecimiento del PBI de 2006. La apuesta actual es a los dividendos de fin de 2008 que se calcularán en base a lo que crezca la economía este año (entre 7,5% y 8%).

    El valor técnico sería de $ 14, por lo que el cierre de ayer en $ 13,05 es precio.

    Los cupones pudieron empezar a operar separado de los bonos en diciembre de 2005. Desde entonces subieron 200% en pesos y 180% si se lo mide en dólares.

    Es un derivado muy volátil y tiene fuertes oscilaciones durante el día. Muchos operadores entran y salen del cupón en la misma rueda para tomar ganancias. Los inversores se volcaron a esta opción porque el crecimiento del país, si llegara a ser manipulado por el INDEC, sería hacia arriba y no hacia abajo como ocurre con la inflación.

    Los bonos también subieron con elevados negocios $ 2.400 millones.

    Los títulos del canje de la deuda subieron alrededor de 0,50%. El Discount en pesos no pudo cerrar en el máximo del día porque apenas tocó $ 1,51 se acomodó en $ 150,40. Este bono tiene un piso de $ 146 y un techo de $ 151, porque en el exterior todos son vendedores y esa oscilación de 3% en el precio, es el margen de compra y venta de los operadores.

    Los bonos posdefault en pesos tuvieron subas de hasta 0,80% pero al igual que los títulos del canje, padecen el efecto INDEC que no los deja despegar. Los bonos en dólares tuvieron leves alzas de 0,10% pero con escasos negocios porque en el mercado cambiario, la moneda de Estados Unidos se opera en baja.
  • Dejá tu comentario