Dólar de oferta: cerró ayer a $ 3,12. Kirchner le pone techo a $ 3,19 para fin de año

Economía

Continuó la caída del dólar en el comienzo de la semana, tanto en las pizarras de las casas de cambio (cerró en $ 3,12) como en el mercado mayorista ($ 3,088). Pero si había dudas respecto de la voluntad del gobierno de mantener controlado el tipo de cambio, ayer una operación efectuada por el Banco Central envió un mensaje adicional: pactó una venta a futuro a $ 3,19 pero a más largo plazo, a fin de diciembre. Hasta ahora la estrategia del Central pareciera ser la correcta en lo financiero, pero sujeta a un detalle no menor, que es la solución rápida al conflicto con el agro. El público sigue comprando dólares en casas de cambio. No modifica su conducta por más señales tranquilizadoras que emita el gobierno con esas operaciones a futuro ni con la caída desde $ 3,21 que viene registrando el tipo de cambio. Por ello es que daría la sensación de que el gobierno malgasta reservas internacionales si al mismo tiempo tiene como estrategia no negociar y extender el conflicto buscando desgastar a ruralistas.

El Banco Central casi no interviene con ventas de dólares para bajar la cotización. Ahora los presta. En los dos primeros días de puesta en marcha de la nueva modalidad de pases activos, ya volcó u$s 100 millones. «Son divisas que de no haber existido este mecanismo se tendrían que haber vendido en el mercado», reconocían ayer en la autoridad monetaria.

Los pases activos en dólares son préstamos que habilitó el BCRA a una tasa de 4,80% anual para siete días de plazo. La entidad que preside Martín Redrado procuró con esta nueva opción que aquellos bancos y empresas que precisen divisas no se vean obligados a vender pesos para obtenerlas. Por el contrario, el incentivo para las entidades es que pueden hacerse de dólares «baratos» entregando a cambio títulos públicos.

El efecto de la apertura de esta nueva ventanilla se sintió casi de inmediato, con préstamos por casi u$s 40 millones el viernes y otros u$s 60 millones ayer.

Las reservas siguen cayendo, pero lo hacen a un ritmo más lento. Ayer finalizaron en u$s 48.596 millones, contra u$s 48.606 millones del viernes.   

  • Concentración

    Las señales del Central para calmar al mercado se están concentrando no sólo en estos préstamos, sino también en la venta de divisas en el mercado de futuros. Según fuentes de la institución, ayer vendieron u$s 60 millones en todos los plazos que van de junio hasta fin de año. Pero en el mercado aseguraban que en realidad la cifra superó ampliamente los u$s 100 millones.

    No resultó un dato irrelevante que el BCRA saliera a vender futuros a fines de junio a $ 3,09, prácticamente el mismo nivel al que terminó el dólar en el mercado de contado (en la jerga financiera «spot»). A fin de año vendió a $ 3,189. Marcó así que al menos durante este mes pretende mantener el precio en los actuales niveles o incluso por debajo. La apuesta, en definitiva, es ganar tiempo hasta que pase el conflicto del campo y permitir que vuelva la tranquilidad al mercado financiero.

    Las cifras del balance cambiario muestran que la semana pasada hubo un significativo aumento en el ingreso de dólares por parte de los exportadores de cereales.
  • Dejá tu comentario