Economía

Redrado: "El tipo de cambio alto llegó para quedarse"

El economista brindó una conferencia en la Argentina Oil & Gas Expo 2019. Allí sostuvo que "Argentina hoy tiene un tipo de cambio muy competitivo" y se refirió a la relación con el FMI: "Habrá que ingresar en una nueva etapa con el organismo, nos guste o no nos guste".

El economista Martín Redrado habló este lunes durante una conferencia brindada en la exposición Argentina Oil & Gas (AOG) realizada en el predio de La Rural a la cual asistieron importantes firmas locales e internacionales en el marco del desarrollo del sector. Allí se refirió al rumbo de una economía en crisis que preocupa a corto y mediano plazo pero también puntualizó en la realidad del sector petrolero y de gas en el país. La disertación llegó en un contexto de amplios reclamos y manifestaciones a favor de energías renovables para combatir el cambio climático.

El exdirector del BCRA entre 2004 y 2010, de fluido diálogo con el actual candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, hizo hincapié en las perspectivas económicas para lo que resta del año y puso la lupa en los posibles escenarios a mediano plazo independientemente de quien llegue a la presidencia de la Nación. En ese sentido consideró a la energía como “una de las llaves de la solución para Argentina”, consideró que “el tipo de cambio alto llegó para quedarse”, señaló que habría que ir a un acuerdo a largo plazo con el FMI y puntualizó: “En los mercados asiáticos también está el financiamiento para infraestructura".

La conferencia denominada “Análisis de la coyuntura económica en tiempos de transición” se realizó en el Salón B del predio palermitano donde asistieron industriales e inversores del rubro, fue auspiciada por Voy con Energía y LUBRAX. Allí Redrado se refirió a la continuada caída del PBI que tiene lugar desde 2010 y a la recesión que atraviesa el país, sobre lo cual sostuvo que “para salir del estancamiento cíclico que tenemos desde hace mucho tiempo, que no permite plantear horizonte a largo plazo, lo central que tenemos que resolver es que nuestro país consume más dólares de los que produce y mientras esta ecuación no se resuelva, Argentina no podrá tener un escenario de predictibilidad”.

La complejidad de la situación en la que se encuentra el país está atada a la ausencia de “un programa económico integral que ataque los problemas de fondo que tiene el país”, profundizó el fundador y director de la Fundación Capital. En ese sentido remarcó para poder revertir la situación hay que mirar al sector energético con el cual “Argentina puede llegar a ser superavitaria en los próximos 10 años”. Esto, destacó, debe ser el desafió “al gobierno que le toque” ya que “la provisión de divisas hace a la estabilidad económica, a bajar a tasa de inflación, bajar nivel de pobreza y nos permitiría tener un horizonte que hoy no tenemos”.

redrado2.jpg
Redrado este lunes en La Rural.
Redrado este lunes en La Rural.

Asimismo aprovechó para criticar las medidas económicas de los últimos meses por parte del gobierno, que generaron fuerte impacto en las empresas del sector energético, las cuales ahora reclaman más subsidios luego del congelamiento de las naftas que duró 33 días tras la devaluación postPASO. “Uno de los problemas que tenemos es que miramos la realidad desde el punto de vista fragmentario y no tenemos una mirada de equilibrio general, con lo cual terminamos con una visión de frazada corta y con medidas como las que se tomaron en los últimos 30 días que le han dado incertidumbre al sector”, arremetió Redrado.

Tipo de cambio

Hacia dónde evolucionará el tipo de cambio es una de las preocupaciones en el sector pero también en la economía real. Los saltos del dólar en los últimos años impactaron de lleno en el poder adquisitivo de los salarios ante el aumento sistemático de los precios en una economía atada a la evolución de la divisa estadounidense. En ese sentido, Redrado sostuvo que "el tipo de cambio alto llegó para quedarse" ya que, según argumentó, “Argentina hoy tiene un tipo de cambio muy competitivo”.

Además señaló que es una mirada común con el FMI ya que es una necesidad debido a que los sectores de la economía consumen más dólares de los que ingresan al país. Si bien sostuvo que el tipo de cambio se parece al de 2008-2011, las condiciones internacionales son distintas. Lo mismo si se compara con las que beneficiaron a la exportación durante 2003-2007.

Deuda

Por otro lado, Redrado puso el foco en la importancia de renegociar con el FMI al señalar que es vital para poder transitar la crisis económica y salir de ella. Si bien la relación Deuda/PBI llega al 106% y debiera encender alertas amarillas, el economista argumentó que “cuando se empieza a desglosar, el 34% se le debe a otros organismos del sector público (BCRA, ANSES, PAMI), lo cual es fácilmente renovable; el 27% es con otros organismos como el FMI, el Banco Mundial y la CAF que se deberá trabajar para renegociar; mientras que el resto se le debe al mercado, lo cual es un problema pero es manejable”.

En ese sentido dijo que el país deberá afrontar pagos con el FMI en 2022 y 2023 por lo cual “habrá que ingresar en una nueva etapa con el organismo, nos guste o no nos guste” ya que “es una decisión que ha tomado el gobierno actual y hay que seguir trabajando con el FMI". La clave - añadió - es hacerlo con un programa "hecho en Argentina y por argentinos y no con uno que venga desde Washington”.

Sobre una posible renegociación señaló que "si salimos de un acuerdo de corto plazo a uno de largo plazo de facilidades ampliadas, deberíamos tener un contexto más manejable", pero hizo hincapié en que es necesario generar confianza en los mercados locales e internacionales, lo cual dependerá de la propuesta económica que venga hacia adelante.

En este contexto, entre los sectores a los que les irá bien de acuerdo al tipo de cambio están los agroexportadores, la minería, aquellos vinculados a la tecnología de la información y el turismo, señaló el economista y remarcó que hasta hace un mes allí aparecía también el sector petrolero y gas hasta que llegó el congelamiento de precios que “agregó incertidumbre adicional que es otro de los problemas que deberá resolver el próximo gobierno”.

sectores redrado.jpg
<p>La influencia del tipo de cambio en los sectores de la economía.</p>

La influencia del tipo de cambio en los sectores de la economía.

“La necesidad de generar divisas hará que el próximo gobierno deba llevar en el período de seis meses a un año al sector energético al grupo de los propulsados por el tipo de cambio”, dijo ya que, profundizó, los sectores que generen dólares “van a ser los que se verán beneficiados hacia adelante”.

Recursos no convencionales y financiamiento

Redrado sostuvo que en los últimos años fueron ganando preponderancia los recursos no convencionales por sobre los convencionales. “Esto se lo ve caminando por Neuquén, donde se percibe la idea de que uno está en Abu Dhabi y ojalá lo podamos sostener”, dijo.

Al mismo tiempo se refirió a los precios internacionales del gas y el petróleo. En ese sentido, agregó que si se mira la oferta y la demanda de dichos recursos, más allá de componentes políticos, “la demanda debería ceder a nivel internacional y lo mismo debería ocurrir con los precios” ya que “el mundo está en un proceso de desaceleración”.

Por otro lado cruzó la condición del sector energético con la macroeconomía al señalar que “la demanda de dólares del sector viene cediendo”. A su vez agregó que “el gran desafío es transformar este sector de demandante a oferente” de dólares.

En cuanto al mercado internacional dijo que no se debe obviar que en el mundo “hay menor dependencia de carbón” y eso nos muestra “a donde tenemos que mirar, por ejemplo India y China”. “En los mercados asiáticos está el futuro, está la necesidad y también está el financiamiento para infraestructura", para mejorar los niveles de productividad que vienen en alza pero para lo cual se necesitarán mayor cantidad de obras.

“El principal desafío es que esta oportunidad pueda hacerse realidad y para eso se necesitan obras”, señaló y culminó: “Hay que ayudar a concentrar el trabajo de YPF en más exploración y en obras de infraestructura, y permitir el ingreso de nuevas empresa en otras áreas sin que esta pierda su participación. Es una oportunidad central que debe ser acompañada desde el sector público con políticas publicas ya que en la energía está una de las llaves de la solución para Argentina”.

El sector petrolero a nivel local deberá lidiar con la crisis económica que dificulta el avance y el desarrollo de los proyectos, pero también tendrá en frente a una combativa agenda ecológica que cuestiona el modelo extractivista por su impacto en el medio ambiente. El avance hacia el autoabastecimiento con mayor predominio de energías renovables deberá ser parte del objetivo del próximo gobierno.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario