El Dow resistiendo la baja sin costarle

Economía

Podría haber sido una rueda ganadora (al menos así pareció en los primeros minutosdel día), pero al final terminó siendo bastante peor que la del miércoles. De hecho 1,46% que retrocedió el NASDAQ reflejó mucho mejor el ánimo de los inversores que el magro 0,07% que cedió el Dow cerrando en 12.567,93 puntos. Sin dudas el desplome de Apple ayudó (con buenos números para el último trimestre, no tan buenas proyecciones a futuro y una suba tal vez excesiva en las 13 ruedas previas -más de 22 por ciento-). Otra parte de "la culpa" le tocó al nuevo desplome del petróleo que cerró en u$s 50,48 por barril, mientras se escuchaban comentarios de algunos de los más famosos analistas (famosos porque vienen hablando de un barril en u$s 100 hace dos años y medio) intentando quién sabe qué cosa (¿tal vez revertir la baja?, ¿tal vez justificar su ineptitud?).

  • Desplome

  • Por las dudas aclaramos que también fue una jornada de desplome para casi todos los commodities (cobre, oro, trigo, etc.). Las palabras de Bernanke al Senado también hicieron lo suyo, y aunque no se refirieron a cosas ligadas "inmediatamente" con lo bursátil, no tranquilizó la idea que el presidente de la Fed se muestre temeroso por el impacto del déficit estatal. Por último, y tal vez lo más importante, la decisión del Banco de Japón de someterse a los designios de la política (de su propio Poder Ejecutivo y según rumores también de la Fed) y dejar su tasa de referencia sin cambios.

    Que el país del Sol Naciente aceptara seguir haciéndose cargo del costo que significa financiar las operaciones de "Carry Trade" de los grandes inversores intencionales (toman dinero en Tokio, lo colocan en Europa, EE.UU., en commodities, propiedades, etc.) desplomando al yen al punto más bajo en cuatro años, fue sin lugar a dudas la peor señal -a aunque no la más visible- que se pudo dar ayer sobre el verdadero estado de la salud financiera global. Parece que 2007 viene "duro".

    Dejá tu comentario