20 de agosto 2001 - 00:00

El equipo económico volvió a Washington

El equipo económico en pleno, con la sola ausencia de su cabeza, Domingo Cavallo, está otra vez negociando en Washington. Volvieron a sumarse a la comitiva el jefe de asesores, Guillermo Mondino, y el asesor personal del ministro, Horacio Liendo.

En Washington ya están hace once días el viceministro de Economía, Daniel Marx, el vicepresidente del Banco Central, Mario Blejer, y el secretario de Programación Económica, Federico Sturzenegger.

La ausencia de Cavallo en las negociaciones directas se explica por la pésima relación que mantiene con el Fondo Monetario Internacional. «Al Mingo no lo quieren ni ver por el edificio del Fondo», reconocen en el equipo económico que está encarando las negociaciones.

Enemistad

Para colmo, en los últimos días el ministro sumó una nueva enemistad, en este caso con el secretario del Tesoro estadounidense, Paul O'Neill. Justamente, algunos señalan que las declaraciones del funcionario estadounidense contra la Argentina pasan también por la mala relación que mantiene con Cavallo.

De hecho, el jueves hubo una conversación telefónica entre ambos, cuyos resultados fueron más bien negativos.

O'Neill señaló un día después de aquella conversación telefónica durante un reportaje con la cadena estadounidense CNN que la Argentina «se encuentra ahora en una situación resbaladiza». Pero enseguida redobló la apuesta: «Estamos trabajando ahora para encontrar la manera de crear una Argentina sostenible, no sólo una que continúe consumiendo el dinero de los carpinteros y de los plomeros en Estados Unidos, que preguntan qué diablos estamos haciendo con su dinero».

Días antes, el secretario del Tesoro había colocado a la Argentina a la par de países como Uganda o Pakistán, que se encuentran entre los más pobres del mundo.

La presencia en pleno del equipo negociador argentino tiene que ver con la necesidad de despejar lo antes posible las dudas sobre la marcha del acuerdo con el Fondo. Cuanto antes se terminen de abrochar, más rápida será la recuperación del mercado local.

Se estima que las negociaciones podrían llevar incluso toda esta semana, más allá de alguna declaración formal que pueda dar a conocer el FMI en las próximas horas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar