El Iron Man vence al viejo de la Fed

Economía

Lo más comentado por la prensa fue que Microsoft desistía en su avance sobre Yahoo. Si no decimos "noticia" es porque sorprender, lo que se dice sorprender, no sorprendió a casi nadie. Podría argumentarse que el 15% que se desbarrancó el popular sitio de Internet apunta en otro sentido, pero este valor tan sólo compensa una parte de la prima que ofreciera la empresa de Bill Gates, la que si bien retrocedió 0,55% supo ganar hasta 3,4% cuando se oficializó la información. Con el Dow retrocediendo 0,68% al cerrar en 12.969,54 puntos y el NASDAQ perdiendo 0,52%, es claro que lo peor del día no estuvo centrado en el mercado tecnológico. Menos comentado pero tal vez más significativo por sus implicancias, fueron los problemas que enfrenta el acuerdo entre el Bank of America y Countrywide, que de no realizarse sería bastante más que un baldazo de agua fría para todo el sector financiero (de hecho el sector financiero lideró las bajas desplomándose 1,7%).

Si hemos de definir la jornada de ayer, sería como la contracara de lo vivido las últimas semanas. Es que el desplome del dólar a u$s 1.5498 por euro y 104,92 yenes disparó la suba de los commodities (en particular la del petróleo que a su vez presionado por los crecientes problemas geopolíticos -Irán, Nigeria, Turquía, etc.- "voló" 3,1% cerrando en un nuevo máximo histórico de u$s 119,97 por barril) y algo muy parecido a un "flight to quality" con la tasa de los treasuries a dos años retrocediendo a 2,429% y al de 10 años trepando a 3,861%. Para quien no esté muy convencido que hubo un "vuelo a la seguridad" basta con mirar el volumen, el más bajo en lo que va del año con apenas 1.110 millones de acciones operadas en el NYSE (26% por debajo de lo que venía siendo habitual). Haciendo gala de su proverbial "puntería" el ex hombre fuerte de la Fed y hoy casi un archivillano, Alan Greenspan, afirmó que la economía norteamericana ha entrado en una "horrible y pálida recesión".

Tal vez le vendría bien enfrentarse con el Iron Man, cuya primer película hizo volar las acciones de Marvel Comics prácticamente 10 por ciento.

Dejá tu comentario