El mercado apostó a la inflación baja

Economía

Unos días atrás hicimos esta misma observación: "todo mal, excepto lo bursátil". Pero vamos por partes.

Poco antes de la apertura, los datos de la inflación mayorista -que superaron lo previsto, aunque excluyendo alimentos y energía, coincidieron con las proyecciones-impulsaron un incremento de la tasa a 10 años a 5,24% anual y una ligera merma en las acciones que operaban en el premarcado.

A esto se sumaban los desilusionantes balances de Goldman Sachs y Bear Sterns, castigados fundamentalmente por los problemas en la división de renta fija (el temor es qué va a pasar este trimestre, tras la suba del costo del dinero), la suba del petróleo (reflejando tal vez los problemas geopolíticos quedó al cierre en u$s 67,65 por barril) y un empinamiento del dólar que llegaba a un nuevo máximo en cuatro años y medio frente a la moneda japonesa (contra el euro quedó casi sin cambios).

  • Trepada

    Sin embargo, cuando sonaba la campana de largada los tres principales indicadores bursátiles arrancaban del lado ganador y se precipitaban en la primer media hora de negocios a una suba que de ahí en más aportó bastante poco. Para cuando sonaba la campana de cierre el Dow trepaba 0,53% a 13.553,72 puntos contabilizando la mayor suba desde agosto en dos ruedas consecutivas. ¿Qué pasó? Difícil decirlo con certeza. Es cierto que la tasa tocó 5,2% en la mañana, pero al cierre subía a 5,23%. El incremento del crudo le dio un espaldarazo a las petroleras, pero es mala noticia para las minoristas y para el frente inflacionario. El dólar debería de haber golpeado a las exportadoras y si bien algunos suspiraron aliviados porque en la apertura no tuvimos la debacle que temían, el no tener un derrumbe de ninguna manera justifica una suba. Las implicancias de los números de Goldman y Bear son malas para todo el sector financiero y, sin embargo, no hubo "derrame". Tal vez como sugirieron algunos sea todo una apuesta a los números de la inflación minorista que se difunde hoy. Ojalá no se hayan equivocado.
  • Dejá tu comentario