El petróleo aumentó 1,4%

Economía

Los precios del petróleo cerraron en fuerte alza luego de la publicación de las cifras de reservas de gasolina en Estados Unidos, que se mantuvieron estables la semana pasada, según el departamento de Energía.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en julio ganó 91 centavos, cerrando en 66,26 dólares.

Los precios habían abierto la sesión en baja, al apostar los inversores a una sexta caída consecutiva de los stocks semanales de gasolina en Estados Unidos. La tendencia se invirtió luego de la publicación del informe del DoE.

Las reservas de gasolina, las más seguidas en este período de largos viajes en automóvil, se mantuvieron estables, en 201,5 millones de barriles, en la semana finalizada el 8 de junio. Los analistas esperaban un alza de 1,5 millón de barriles.

Pese a cinco alzas consecutivas desde comienzos de mayo, el nivel de los stocks de gasolina sigue siendo inferior en 6% al que registraba en el mismo período de 2006.

Por otra parte, las refinerías estadounidenses funcionaron a un ritmo levemente inferior al de la semana anterior, a 89,2% de su capacidad, contra 89,6% antes.

La producción estadounidense de gasolina aumentó levemente la semana pasada, a 9,3 millones de barriles diarios (mbd), pero es la baja de las importaciones (1,2 millón de barriles diarios contra 1,5 mbd la semana anterior) que explica principalmente el estancamiento de las reservas.

Los stocks de crudo aumentaron por su parte en 100.000 barriles a 342,4 millones de barriles, cuando los analistas preveían un descenso de 275.000 barriles.

"El informe presiona los precios al alza. El mercado esperaba un alza significativa de los dos productos (gasolina y destilados, ndlr) y los dos fueron decepcionantes", comentó Eric Wittenauer, de AG Edwards.

"Lo que es alarmante, es que el nivel de funcionamiento de las refinerías bajó nuevamente, justo en el momento en que los stocks son bajos y que la demanda alcanzará su punto más alto" de la temporada, por los largos viajes en automóvil en Estados Unidos, subrayó por su parte Bart Melek, de BMO Capital Markets.

Dejá tu comentario