Embate comprador y volvió a vivir

Economía

Para encontrarle parangón a la rueda de la víspera, hay que retroceder a la apertura del año y cuando se debutaba en 2006 con un apoyo que excedía toda previsión. Cierto es que, en los mercados en general, el ejercicio abría con muchas ínfulas y un desplegarse de inversión que tomaba a los desarrollados, como a los de segunda y tercera línea. Después, todo se apagó súbitamente y las plazas ingresaron a una zona de inestabilidad, con carencia de volumen de modo manifiesto en lo que hacía a Buenos Aires.

Ayer, proviniendo de un gradual mejoramientode condiciones de órdenes, aunque con un «mix» donde las fuerzas no se sacaban ventajas, estalló otra vez el mercado en una fecha de neto corte alcista.

El Merval tuvo base en 1.617 puntos de mínima, para después iniciar una escalada que ya no se detendría. El máximo y cierre del día son coincidentes casi en los 1.650 puntos y denotando que toda toma de utilidad pudo ser borrada de inmediato y que la rueda terminó con una demanda: «pidiendo más»...

• Buen escenario

En dos días, duplicando el efectivo realizado, un pase de velocidad que impactó contra cotizaciones y produjo un aumento porcentual de más de 2 por ciento. El total recaudado se situó en los 80 millones de pesos: una cifra de buen nivel, que alcanza mayor realce al cotejar contra las marcas mediocres de los inicios de semana.

La vuelta de órdenes importantes se verificó en el indicador clásico, el andar de las plazas bien líquidas. Y así se vio a
Grupo Galicia con avance de más de 3%, con más de 4,6 millones de papeles. Acompañamiento de un racimo de títulos que evolucionaron por encima de 2% (y una sola merma en el conjunto mayor).

Un volver a vivir de la Bolsa de verano, aportando la primera fecha contundente en favor de los aumentos. Y empalmando con saldos del primer período que habían resultado suculentos. Esto se puso
más divertido...

Dejá tu comentario