En tres meses, las reservas cayeron u$s 3.000 millones

Economía

Las reservas del Banco Central cayeron en 3.000 millones de dólares en los últimos tres meses, a razón de 1.000 millones por mes, en medio de la ola financiera especulativa y el conflicto con el campo que atenuó el ingreso de divisas.

El dólar cerró la semana a 3,02 pesos para la compra y 3,05 para la venta promedio en casas de cambio y bancos del microcentro porteño.

El 26 de marzo último las reservas habían alcanzado los 50.502 millones de dólares, mientras que hoy cerraron en 47.590 millones, según cifras oficiales. Con respecto a la jornada anterior, las reservas también mostraron una fuerte caída, de 112
millones de dólares.

Así, el Banco Central volvió a vender fuerte en el mercado sobre el final de la semana, y duplicó el volumen de billetes que venía inyectando por la sostenida demanda de dólares por parte de ahorristas y empresas.

En la city llamó la atención semejante demanda de divisas, más si se tiene en cuenta que para esta fecha del año muchas empresas se desprenden de dólares para hacer frente a los pagos del aguinaldo.

El presidente del Banco Central, Martin Redrado, defendió el uso de las reservas internacionales para proteger el valor del peso, al afirmar que "este enfoque es el apropiado para este momento histórico".

Al 26 de mayo último, las reservas del Banco Central habían caído a 49.038 millones de dólares.

Así, en un mes bajaron en casi 1.500 millones de dólares, ya que según el último informe se redujeron a 47.590 millones.

Si bien la baja en el nivel de reservas es persistente y significativa, los especialistas mantienen su lectura de que el Central tiene respaldo suficiente para manejar a voluntad el mercado de cambios.

Todo en un contexto de fuerte caída del dólar, que bajó 15 centavos en dos semanas, producto de la firme decisión del Central de cortar de raíz cualquier intento de especulación.

Los operadores consideran que el Banco Central no sólo pretende abastecer la demanda de divisas para descomprimir tensiones, sino que también busca desactivar especulaciones como las que corrieron en las últimas semanas.

Dejá tu comentario