¿Fin de viento a favor?: será menor crecimiento mundial

Economía

París (AFP, DPA, Reuters) - La mayoría de los países que integran la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) tendrán una marcada desaceleración y no comenzarán a recuperarse hasta de mediados de 2009, además de atravesar una elevada inflación, estimó ayer la organización. Es así que prevé un aumento del PBI de 1,8% en 2008 y de 1,7% en 2009 para el total de sus treinta países miembros.

«Varios trimestres de débil crecimiento aguardan a la mayoría de las economías de la OCDE», sobre todo a raíz de la crisis inmobiliaria, la disparada del precio de las materias primas y la inestabilidad de los mercados financieros, sostuvo el informe de perspectivas semestrales de la organización.

En Estados Unidos, el país más afectado por la crisis desatada por los préstamos hipotecarios de alto riesgo, la OCDE revisó a la baja su previsión de crecimiento en 2008 a 1,2% del PBI, contra 1,4% en sus estimaciones interinas de marzo y 2% de hace seis meses. Para 2009 espera un crecimiento de 1,1% de la primera economía mundial, la mitad que hace seis meses.

«La economía estadounidense recién recuperaría su ritmo potencial de crecimiento a fines de 2009», indicó Joergen Elmeskov, economista jefe interino de la OCDE, en una conferencia de prensa.

Elmeskov no cree que Estados Unidos y la Eurozona atraviesen una «estanflación» (estancamiento económico con elevada inflación), sino que habrá un «período de ajuste temporario» a raíz de los altos precios del petróleo y los alimentos, que duraría hasta fin de año. «Una vez que superemos esto, el crecimiento se recuperará y la inflación regresará a niveles relativamente normales», estimó.

  • Gigantes

    Por su parte, el crecimiento económico de los gigantes emergentes (la India, China, Rusia) como conjunto seguiría siendo robusto, estimó. Según la OCDE, Brasil crecerá 4,8% en 2008 y 4,5% en 2009, estimulado por una fuerte demanda doméstica, la explosión de las inversiones, el alza del precio de las materias primas, y sus mercados financieros están capeando «bastante bien» la tormenta mundial. De esta manera, la nueva estimación prevé un crecimiento del gigante de la región tres décimas mayor que el de hace seis meses, cuando lo había ubicado en 4,5%.

    Para la Eurozona, la organización recomendó mantener las tasas de interés sin cambios hasta fines de 2009, cuando la inflación bajaría a 2%, la meta del Banco Central Europeo (BCE). «Eso sería lo correcto», dijo el economista jefe de la OCDE.

    En Estados Unidos las condiciones de crédito se normalizarían recién a mediados de 2009 y en ese momento habrá «una suba bastante marcada de las tasas de interés estadounidenses», anticipó.

    En la Eurozona, la previsión fue recortada a 1,7% para 2008 contra 1,9% en marzo pasado, y a 1,4% en 2009 contra 2% de las previsiones de diciembre. El consumo en esta región decayó, la inflación es elevada y «cada vez hay más señales de que la apreciación del euro (10% en términos reales desde inicios de 2006) hunde las exportaciones», estimó el informe. En el caso de Japón, segunda economía mundial, la OCDE elevó al 1,7% su proyección de crecimiento en 2008 frente a un 1,5% en su anterior previsión, pero rebajó su pronóstico para el año próximo a 1,5%, contra 1,8% de hace seis meses.
  • Dejá tu comentario