El FMI dijo que se tomará tiempo para evaluar las medidas

Economía

El vocero del organismo señaló que la decisión del Banco Central anunciada en las últimas horas se discutirá con las autoridades argentinas.

El vocero el FMI, Gery Rice, dijo que el organismo tomó nota del “borrador del Presupuesto federal 2021 y de las medidas anunciadas por el Banco Central para endurecer los controles cambiarios”, en respuesta a consultas formuladas por la prensa.

“Actualmente estamos evaluando estas medidas y las discutiremos con las autoridades en el contexto de nuestro diálogo en curso”, agregó el portavoz en un mensaje desde su cuenta oficial. Las discusiones en curso se enmarcan en el pedido de la Argentina para alcanzar un nuevo programa con el FMI, en el que espera reprogramar vencimientos hacia adelante y descomprimir los pagos previstos para los próximos dos años, por un monto total de u$s44.000 millones en base al último acuerdo firmado en 2018 durante la presidencia de Mauricio Macri.

“Nuestro objetivo final es ayudar a las autoridades con sus planes para fortalecer la estabilidad macroeconómica, impulsar el crecimiento y la creación de empleo, reducir la pobreza y superar esta difícil crisis”, dijo Rice, en base a los objetivos comunes que estarán plasmados en el nuevo acuerdo,

Hace una semana, Rice brindó la primera conferencia de prensa tras el receso estival boreal, donde confirmó que la Argentina y el FMI se encuentran “en las etapas iniciales del proceso” de negociaciones, luego de la solicitud formal presentada por el país el pasado 26 de agosto. De esta forma arrancaron las reuniones “virtuales”, que se dan en un clima “muy constructivo”, en una primera fase donde le corresponde al FMI escuchar las prioridades del país, precisó Rice. “En esta fase nos enfocamos en escuchar de las autoridades sus prioridades, estamos investigando y recopilando más información sobre la situación económica actual y estableciendo las modalidades por las cuales trabajaríamos juntos”, expresó Rice, quien enfatizó que “todo esto tiene lugar en lo que caracterizaría como un clima muy constructivo”.

En esa misma conferencia, el FMI ponderó los objetivos comunes de “reducir la pobreza y el desempleo y, por supuesto, ayudar a la Argentina a combatir la pandemia, que es un problema adicional grave, es un nuevo desafío que enfrenta el país”.

Volviendo a las cuestiones cambiarias, analistas consultados por Ámbito consideraron “dudoso” que el Fondo acepte un desdoblamiento, ya que todas las discusiones en países donde ya existía han sido para desmantelar y unificar. Sostienen que controles cambiarios con un horizonte y sendero de eliminación podría ser más digerible que un esquema formal de tipo de cambio dual. Lo más paradójico que es que afuera ven el nivel del tipo de cambio real adecuado y todo el gap (brecha con el blue) es incertidumbre política.

En esta línea, si bien en principio el FMI no concordaría con un desdoblamiento, también deberá tener presente los u$s45.000 millones que debe cobrar de la Argentina. Se piensa que no aspirarían a una corrección del tipo de cambio nominal oficial de entrada pero si un camino hacia un régimen donde se transparente el valor del dólar, o sea, el valor del peso. Pueden dejar controles pero no tolerarían mantener un precio tan artificial.

En los casos en que el FMI convalidó regímenes duales y/o controles cambiarios, se buscó que con el tiempo los controles se vayan levantando y que la brecha entre distintos tipos de cambio se vaya cerrando.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario