Loser: "El FMI podría pedir algo más a Argentina, pero no cambios fundamentales"

Economía

El exfuncionario del organismo no cree que los recientes cuestionamientos a Kristalina Georgieva afecten las negociaciones y considera favorable la designación del brasileño Ilan Goldfajn en el mismo cargo que tuvo en la década del 90'.

Para Claudio Loser, el exdirector del Departamento Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), los recientes cuestionamientos hacia la directora del organismo Kristalina Georgieva, acusada de haber forzado algunos índices en favor de China e India cuando era funcionaria del Banco Mundial, no afectarán a la marcha de las negociaciones con la Argentina.

El economista, uno de los argentinos que mejor conoce los pasillos del organismo de crédito, considera que frente a la posibilidad de una renuncia, la titular del FMI tiene suficiente habilidad política y que es probable que el board salga en su respaldo. Tampoco supone que el resultado de las elecciones primarias de septiembre, desfavorable para el gobierno, vaya a afectar a las negociaciones con Martín Guzmán ante rumores de que se podría volver a un esquema de corto plazo.

A continuación, la charla que Loser mantuvo con Ámbito:

Periodista: ¿Qué ha dicho Georgieva de las acusaciones sobre haber forzado índices en favor de China e India cuando era funcionaria del Banco Mundial?

Claudio Loser: Hay un comité de ética del Banco Mundial, para ver si ha ocurrido alguna acción sujeta a críticas, que no haya sido correcta. No se sabe que va a pasar. La señora Georgieva declaró fuertemente que a ella no se la puede acusar de ello, que ella no ejerció ninguna presión, que no hay ninguna razón para que esto se haga.

P.:¿Podría renunciar?

C.L.: La revista The Economist publicó un artículo la semana pasada en el cual dice que la señora Georgieva debería renunciar. Dentro del Fondo, el personal está preocupado porque no se sabe. Hay gente que la apoya, pero el personal está muy preocupado, porque esto le quita credibilidad al Fondo en este momento. No es lo mismo que lo que pasó con Dominique Strauss-Khan (acusado de acoso sexual). La impresión mía es que debilita su capacidad de operar. No sé qué va a hacer ella.

P.: Como Georgieva tiene buena relación con Joseph Stiglitz y con Martín Guzmán, ¿podría afectar al acuerdo con la Argentina?

C.L.: Con Stiglitz ella tiene muy buena relación y por supuesto que esto le afecta la credibilidad a ella y eso de alguna manera le puede afectar la relación con Guzmán. El problema es que Guzmán se lleva muy bien con ella. Ella está empujando muy fuertemente el acuerdo con la Argentina, más que la línea técnica. Si ella se debilita puede crear problemas.

P.: ¿Cree que su figura puede resultar dañada y que la obligue a renunciar?

C.L.: Cuando la señora Christine Lagarde tuvo problemas judiciales en Francia el Board del Fondo la respaldó. Creo que puede ahora suceder lo mismo. Ella se llevaba bien con el gobierno de Donald Trump, pero parece que es hábil y que ahora también se lleva bien con el gobierno de Joe Biden.

P.: ¿Cómo evalúa al nuevo director del Departamento Occidental, Ilan Goldfajn?

C.L.: Yo lo conozco, estuvo en el FMI, cuando estaba trabajando con Brasil. Es una persona muy seria y Georgieva lo nombró de buena fe. Desde mi punto de vista es un perfecto director de Departamento, de una calidad igual o mejor que la de Alejandro Werner. Además tiene mucha cancha política. No crea que esto sea negativo para la Argentina. En realidad va a empezar en enero. Yo tengo una visión muy positiva.

P.: Suponiendo que asumiera en enero y que Argentina todavía no tuviera el acuerdo, lo tendría que aprobar él...

C.L.: Pero hay que ver qué pasa en general. Yo creo que en el mundo nadie quiere que Argentina caiga, y creo que él tampoco, porque eso afectaría a otros países de América latina. Puede ser que demande algo más pero no creo que sean cambios fundamentales.

P.: Debido a que el Gobierno fue derrotado en las elecciones Primarias, ¿cree que se puede salir del esquema de acuerdo largo y volver a uno corto?

C.L.: Si fuera un stand by el plazo no sería de 7 a 10 años, sino de 3 a 5, pero la cantidad de plata es tan alta que creo que el FMI no querría entrar en un stand by así. Esa es mi impresión. Creo que van a querer ir por el acuerdo largo porque incluso le da más tiempo a la Argentina.

P.: El FMI está pidiendo que haya un acuerdo en el Congreso para poder aprobar el acuerdo...

C.L.: Hay que ver los resultados de noviembre, pero aùn suponiendo que la oposición gane, entonces creo que se llegará a algún acuerdo parlamentario.

Temas

Dejá tu comentario