Fuertes bajas en Wall Street y Europa

Economía

Las acciones de Estados Unidos cayeron tras un nuevo salto en los precios del petróleo y un alza del índice de precios al productor que reavivaron las preocupaciones por la inflación.

La reducción de las ganancias de las minoristas Target Corp y Home Depot Inc sugirieron una debilidad en el gasto en consumo, lo que contribuía a la debilidad del mercado.

Los resultados trimestrales y las previsiones de las minoristas proporcionaron más evidencia del impacto en los consumidores de la baja en el valor de las viviendas y de las sucesivas alzas en los precios de la gasolina.

Las acciones de bancos, como las de JPMorgan Chase & Co , también se hundieron después de que un influyente analista advirtió de que la crisis crediticia estaba lejos de terminar y que podría extenderse hasta el próximo año.

Los precios del crudo estadounidense superaron los 129 dólares por barril.

En otra señal de las crecientes presiones inflacionarias, el índice oficial de precios al productor, excluyendo los volátiles costos de los alimentos y la energía, subió en abril a su nivel anual más alto desde 1991, lo que dificulta los esfuerzos de la Reserva Federal para apuntalar a una débil economía.

"Esto ciertamente limita las opciones de lo que la Fed puede hacer para estimular más a la economía (...) pero creo que la ola vendedora es conducida más por el petróleo", dijo Peter Jankovskis, director de estudios de OakBrook Investments LLC en Illinois.

Los inversionistas temen que un alza en el precio del crudo obligue a los consumidores a disminuir su gasto discrecional, lo que afectaría a las ganancias de las empresas.

"Es complicado para el consumidor porque esto (el precio de los combustibles) pone gran presión en sus presupuestos y limita su posibilidad de gastar en otras cosas", dijo Jankovskis.

La analista bancaria Meredith Whitney, de Oppenheimer & Co, dijo que es posible que la crisis de crédito se extienda al próximo año y más adelante, lo que causará una caída multimillonaria de los ingresos de los bancos en los próximos tres años.

Tokio

La Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída del 0,76 por ciento debido al interés de muchos inversores en las ganancias rápidas, especialmente al final de la jornada.

El Nikkei perdió hoy 109,52 puntos hasta los 14.160,09 enteros, mientras el Topix, que agrupa todos los valores de la primera sección, cayó 4,41 puntos o un 0,31 por ciento, hasta los 1.399,84 enteros.

"Es difícil encontrar razones para comprar acciones" en plena incertidumbre financiera global, dijo a la agencia local Kyodo Masayoshi Okamoto, analista de Jujiya Securities.

Varios analistas señalaron que no tienen indicios de las causas que han llevado recientemente al alza los índices tokiotas y aludieron a la naturaleza volátil del mercado de valores.

Okamoto dijo que los inversores temen verse afectados en caso de que se registren datos económicos peores de lo esperado, especialmente procedentes de EEUU, uno de los mercados de exportación más importantes para las empresas japonesas.

Por su parte, Yutaka Miura, analista de Shinko Securities, dijo a Kyodo que no espera que los valores tokiotas vayan a caer mucho más.

Mientras, el mercado tokiota no parecía reaccionar a la decisión del Banco de Japón (BOJ) de mantener los tipos de interés en el 0,50 por ciento porque el mercado ya lo daba por descontado.

Los sectores que hoy lideraron las ganancias fueron el inmobiliario, ventas minoristas y bonos, mientras que los sectores del hierro y el acero y las casas de valores perdieron terreno.

Por ejemplo las acciones de la casa de valores Mitsubishi avanzaron 60 yenes, casi el 2 por ciento, hasta los 3.930 yenes.

Durante la jornada de hoy algunos de los grandes exportadores nipones se mantuvieron firmes.

Los títulos de Canon subieron 40 yenes, casi el 1 por ciento, hasta los 5.660 yenes, después de anunciar que ha desarrollado una nueva tecnología de cristal líquido de silicona para las pantallas de sus nuevas cámaras.

Toshiba, otro de los grandes exportadores, creció 19 yenes, más del 2 por ciento, hasta los 894 yenes.

Nippon Steel, que fue el líder en términos de valor y de volumen, ganó 14 yenes, más del 2 por ciento, hasta los 703 yenes.

En la primera sección 923 acciones perdieron terreno frente a 681 que lo ganaron y 119 que se quedaron como estaban.

Durante la jornada se intercambiaron 2.423,37 millones de acciones, frente a los 2.231,55 millones de ayer.

Dejá tu comentario