Grupo Galicia duplicó ganancias, con fuerte impulso en área fintech

Economía

El tradicional banco de capitales nacionales sigue siendo el corazón de su negocio financiero. Pero la incorporación de tecnología aceleró el crecimiento de sus servicios digitales durante la pandemia.

El Grupo Financiero Galicia presentó ayer ante la Comisión Nacional de Valores los resultados cerrados al 30 de septiembre pasado. De allí surge que en el tercer trimestre de este año registró ganancias netas, antes de otros resultados integrales, por $5.450 millones, que representan un aumento de 99% contra los $2.744 millones que había registrado en el mismo período de 2019.

El grueso de los beneficios del trimestre respondió, fundamentalmente, a los resultados obtenidos por Banco Galicia-el mayor banco privado de capitales nacionales del sistema financiero local- por $4.476 millones, con un crecimiento interanual del 59%.

Pero las otras unidades de negocios del grupo mostraron un muy fuerte crecimiento interanual. Por ejemplo, Galicia Administradora de Fondos tuvo resultados positivos por $344 millones en el tercer trimestre, que representan un incremento de 385% contra el mismo trimestre del año pasado.

Sudamericana Holding exhibió ganancias por $273 millones, en el período, con un aumento interanual de 355%.

En tanto que Tarjetas Regionales SA (que agrupa a las subsidiarias Naranja y Naranja X) contó con ganancias por $295 millones en el trimestre. Y también aquí se vieron fuertes aumentos en la comparación con períodos anteriores. Por caso, un incremento de 243% contra el tercer trimestre de 2019, cuando el resultado fue negativo en $207 millones. Contra el segundo trimestre de 2020, la suba trepó a 1.375%.

Al respecto, desde Naranja explicaron ante la consulta de Ámbito: “El resultado es producto de una gestión integral del negocio en donde la incorporación permanente de nuevas tecnologías nos permitió mejorar diferentes indicadores como el de riesgo, el de ventas, entre otros. Todo en un marco de evolución digital constante que viene haciendo la compañía desde hace años de manera sustentable”.

Tanto Naranja como Naranja X, su brazo fintech, vienen incorporando tecnología y sumando usuarios de manera acelerada, sobre todo en el contexto de la pandemia que modificó los hábitos de los consumidores, que se volcaron masivamente a las opciones de compras y pagos por medios digitales.

Un indicador más de la relevancia que vino ganando este segmento de negocios dentro del Grupo Galicia es la evolución de cantidad de empleados, que figura en el reporte enviado ayer a la CNV. Por caso, mientras que Banco Galicia lleva cinco trimestres consecutivos con reducción de personal (desde 6.247 en el tercer trimestre de 2019 hasta los actuales 5.842), la dotación de Tarjetas Regionales viene creciendo desde el primer trimestre de este año (3.075) hasta los actuales 3.110 empleados. El grueso pertenece a lo que hasta hace muy poco se llamó Tarjeta Naranja, empresa que es la mayor emisora de tarjetas de crédito del país con 8.481.000 plásticos en el tercer trimestre de este año. En el mismo período Banco Galicia tiene emitidas 5.009.000 de tarjetas.

A su vez, a través de Naranja X, vino implementando una acelerada transformación con nuevas plataformas de pagos y billeteras virtuales. Este dinamismo llevó también ahora a replantearse la estrategia respecto del brazo fintech del grupo, que surgió en septiembre de 2019 como un desprendimiento de Naranja. Y se decidió que vuelva a quedar incorporado a su compañía madre. “La decisión es parte de la consolidación del ecosistema Naranja como una única plataforma financiera digital”, explicaron ayer a este diario en la fintech. Y destacaron que la salida del CEO Gastón Irigoyen se dio “en excelentes términos y de común acuerdo”.

Dejá tu comentario