Grecia pretende recaudar € 6.000 M de cuentas no declaradas en Suiza

Economía

El Gobierno heleno busca tasar los fondos griegos en bancos en Suiza y así recuperar capitales no declarados y evadidos por 6.000 millones de euros. El acuerdo entre los países permitirá a los clientes bancarios pagar impuestos por 45% para mantener el anonimato o someter sus cuentas a la inspección.

Para ello, el viceministro de Finanzas heleno, Yorgos Mavraganis, se reunirá mañana en con los dirigentes de varios bancos suizos y el lunes con el secretario de Estado para Asuntos Financieros Internacionales de ese país, Michael Ambühl.

El pacto, que se prevé sea concluido en breve, será "semejante al que firmaron el año pasado la Confederación Helvética (Suiza) y Alemania", según confirmó a Efe una fuente del Ministerio de Finanzas griego, aunque no otorgó detalles.

Según el diario local "Kathimerini", el acuerdo dará a los clientes griegos de bancos suizos dos opciones: mantener el anonimato y pagar impuestos por el 45 % del valor de sus fondos. O bien, deberán someter sus cuentas a la inspección de las autoridades helenas, que decidirán, según la procedencia del dinero, las tasas a imponer.

En caso de que el dinero haya sido obtenido de manera ilícita, será inmediatamente confiscado.

El semanario alemán "Der Spiegel" publicó recientemente que, según la consultora financiera Helvea, en Suiza hay alrededor de 20.000 millones euros en cuentas bancarias de ciudadanos griegos, de los cuales el 99 % no está declarado. Mientras, el 81 % de los ahorradores griegos que mantienen sus fondos en bancos locales posee depósitos inferiores a los 2.000 euros, el 11 % de entre 2.000 y 10.000 euros y sólo el 0,4 % superiores a 100.000 euros, según datos de la Unión de Bancos de Grecia. 

De acuerdo a una fuente del Ministerio de Finanzas heleno citada por el diario "To Vima", con este acuerdo las autoridades griegas pretenden recaudar entre 4.000 y 6.000 millones de euros, una cifra considerable para un país profundamente endeudado y en su quinto año consecutivo de recesión. De hecho, el ex primer ministro griego, Yorgos Papandréu, denunció esta semana que el rescate financiero a Grecia "podría haber sido prevenido si los griegos ricos hubiesen pagado sus impuestos".

El principal partido de la oposición, la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), ha denunciado que el acuerdo con Suiza podía haber sido firmado ya en 2005 pero que no se hizo porque, denunció, entre los evasores hay destacados miembros del Parlamento. Esta acusación también fue hecha por el exdiputado suizo de origen griego Josef Zisyadis el pasado noviembre, cuando se iniciaron las negociaciones con Suiza, lo que levantó una fuerte polémica en Grecia y la apertura de una comisión de investigación parlamentaria.

Dejá tu comentario