Inflación: para el Gobierno, las empresas "anticiparon aumentos para cubrirse"

Economía

El paquete de medidas anunciado sigue la senda de alinear expectativas. Pero los tiempos se acortan. Si no hay resultados utilizarán "todas las herramientas disponibles".

El Gabinete económico recibió con preocupación el dato del índice de precios al consumidor. El avance del 4,8% de marzo descolocó las proyecciones oficiales. A pesar de que el 29% previsto en el Presupuesto contemplaba una mayor presión sobre el primer trimestre, en el Ministerio de Economía reconocen que el 13% acumulado está por encima de lo esperado. Apuntan al impacto de la suba de commodities y los aumentos especulativos.

El Gobierno ya había proyectado un alza más importante en el primer trimestre del año. Por cuestiones estacionales y también por proyección macroeconómica. No obstante, uno de los más altos funcionarios del Ejecutivo recalcó que “la inflación del primer trimestre estuvo un 2% por encima de lo planificado”.

Pese al diálogo de precios y salarios encarado meses atrás, en Economía entienden que los trabajadores negociaron sus paritarias alineándose a lo que se discutió pero las empresas remarcaron por fuera de esos parámetros. “Anticiparon aumentos para cubrirse”, explicaron desde el Palacio de Hacienda.

Con este escenario, el Gabinete económico aceleró gestiones para lanzar una batería de medidas que buscan contener los precios. Entre los puntos centrales del paquete que definieron los ministros y secretarios con injerencia, se destaca la creación de un registro de exportaciones de la carne y un acuerdo con las principales proveedoras de insumos difundidos para congelar los precios de marzo hasta fin de año (ver página 5).

Esto obedece a otro de los puntos en los que hace hincapié el Gobierno, el aumento de las commodities. Los funcionarios creen que este fenómeno sigue impactando en el plano local. “Tenemos vocación de diálogo. Estamos fomentando acuerdos, pero si esos consensos no tienen un impacto real se profundizarán las medidas”, adelantó un integrante del gabinete económico.

Ante la consulta de este medio sobre si se plantearán cupos para la exportación, desde el Ejecutivo anticiparon que “es una herramienta que ya está disponible y en caso de que haga falta se utilizarán todos los instrumentos que tiene el Estado”.

Si bien la mejora en los términos de intercambio viene aportando un mejor resultado fiscal, esos precios también imponen presión sobre la inflación local. “Estamos muy conformes con el desempeño de la economía pero necesitamos asegurar que ese shock positivo redunde también en una recuperación del salario. No podemos permitir que este crecimiento termine teniendo un efecto regresivo sobre un importante sector de la población”, señalaron las fuentes.

Las medidas para encausar la inflación también incluirán una profundización de los controles. Ayer la Secretaría de Comercio que conduce Paula Español anunció la incorporación de 500 nuevos fiscalizadores y la puesta en marcha de un programa para monitorear de manera más precisa la evolución de precios y stocks.

En el Gobierno consideran que sigue habiendo un problema de dispersión. Por eso apuntan a que la renovación del acuerdo de la carne, para mantener con precios populares a una decena de cortes, incluya más bocas de expendio. Por otro lado, trabajan en la elaboración de programas alternativos a Precios Cuidados. Elaboran una canasta más reducida para desembarcar en comercios de cercanía y no solo en cadenas de supermercados.

Otro problema que tiene larga data es el de los insumos. Meses atrás, Matías Kulfas afirmó que “hubo aumentos injustificados del 20% y 30% en dólares”. En el Ministerio de Desarrollo Productivo adelantan que en los próximos días las principales empresas que proveen a las industrias locales desfilarán por la sede gubernamental para firmar un consenso que congelaría los precios hasta fin de año. De todas maneras, aclaran que el acuerdo estará sujeto a revisiones.

Todos los funcionarios consultados por Ámbito coincidieron en que el camino elegido por el Gobierno hasta ahora es el de arribar a acuerdos. Pero advirtieron que los tiempos se acortan y la inflación no cede. Dejaron en claro que si no hay resultados, la Casa Rosada profundizará en otro tipo de acciones.

Dejá tu comentario