Japón rebajó su pronóstico de crecimiento tras el terremoto

Economía

El gobierno japonés degradó su diagnóstico económico, constatando que el sismo y el tsunami del 11 de marzo, así como el posterior accidente nuclear, detuvieron la recuperación perjudicando a la industria y reduciendo el consumo. En su informe económico del mes de abril, el gobierno revisó negativamente todos los principales criterios de apreciación, así como su evaluación global.

"La coyuntura, que mejoraba, vive un período de debilitamiento provocado por las consecuencias del gran sismo en el noreste de Japón", señaló el gobierno. El consumo familiar, que antes del 11 de marzo comenzaba a aumentar, tiende a bajar a causa de los efectos de la catástrofe que dejó cerca de 28.000 muertos y desaparecidos, así como daños materiales gigantescos, constata este informe.

Las autoridades también están preocupadas por la caída de las exportaciones, uno de los motores fundamentales de la economía nipona debido a las repercusiones del terremoto y porque los países importadores temen una contaminación radiactiva de las mercancías procedentes de Japón.

La producción industrial también disminuye, no sólo a causa de la destrucción de fábricas de materiales, componentes y repuestos, sino también por la escasez de electricidad y la caída de la demanda. Igualmente se teme las consecuencias del sismo en el sector del empleo, agrega dicho texto.

El gobierno, que estima los daños materiales en unos 25 billones de yenes (unos 208.000 millones de euros, 301.600 millones de dólares), prevé un presupuesto suplementario de estímulo de unos 4 billones de yenes (33.000 millones de euros, 47.000 millones de dólares).

Los economistas prevén una nueva etapa de recesión en Japón (dos trimestres consecutivos de caída del crecimiento), pero esperan una reactivación en el segundo semestre del año gracias a los esfuerzos de reconstrucción. Sin embargo, las restricciones del suministro eléctrico previstas este verano boreal podrían frenar ese incremento de la actividad.

Dejá tu comentario