Justicia limita el embargo de cuentas por parte de la AFIP

Economía

Los embargos preventivos que dispone la AFIP sobre presuntos morosos quedaron bajo la lupa de la Justicia, que comenzó a limitar el accionar (considerado abusivo) del organismo recaudador. La semana pasada, de hecho, se suspendió una reunión organizada por ministros de la Corte Suprema que preside Ricardo Lorenzetti para discutir con expertos en ciencias económicas y técnicos de la AFIP respecto del mecanismo de congelamientos de cuentas, que ahora entró bajo sospecha ante fallos judiciales que los consideraron una herramienta «inconstitucional».

El artículo cuestionado es el 92 de la Ley de Procedimientos Fiscales (11.883), que dispone el mecanismo por el cual la AFIP debe proceder para embargar cuentas bancarias. Allí se determina que no es precisa la intervención judicial, sino que alcanza con una comunicación «de oficio» a las entidades para que procedan con dicha medida.

La sala 2 de la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal dispuso que «la facultad otorgada a la AFIP de disponer por sí medidas cautelares sobre los bienes de los contribuyentes viola el derecho de defensa en juicio del demandado». Por lo tanto, continúa el fallo, se estaría ante la violación del artículo 17 de la Constitución Nacional, que señala que «la propiedad es inviolable y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella sin sentencia fundada en ley».

En este caso, la Justicia dictaminó que «se viola el principio de división de poderes, ya que la facultad que se le otorga al agente fiscal para trabar medidas precautorias competen a los jueces y no pueden ser ejercidas por un órgano dependiente del Poder Ejecutivo». Luego de este fallo de segunda instancia, ahora resta que defina la Corte Suprema sobre la inconstitucionalidadde este mecanismode embargos por parte de la AFIP.

Los congelamientos de cuentas generan enormes dolores de cabeza, en especial porque en muchos casos son los bancos los que impiden al cliente acceder a sus fondos, aun cuando excedan largamente lo reclamado por la AFIP. De esta forma, si el organismo reclama $ 1.000, pero el individuo tiene $ 8.000, no podrá disponer de la totalidad de la suma hasta que no levante la medida cautelar.

  • Habitual

    Incluso, es normal que todas las cuentas de distintos bancos del deudor impositivo queden embargadas, aun cuando hubiera resultado suficiente congelar una sola de ellas como reaseguro del cobro por parte de la AFIP.

    Otro fallo judicial dispuso que la aplicación de medidas cautelares sólo debe ser autorizada cuando se pueda cuantificar la deuda fiscal reclamada de manera precisa. Un informe del estudio Harteneck, Quian & Asociados, indicó que «un reciente fallo de la Cámara Federal resolvió que el fisco nacional no debe llevar adelante las medidas cautelares si aún no ha podido cuantificar la deuda fiscal reclamada de manera precisa».

    Teresa Gómez, directora del Departamento de Procedimiento Tributario del estudio indicó que «el aspecto positivo es que la AFIP se ve ante la necesidad de recurrir a la Justicia para aplicar una medida cautelar contra morosos», obligando a los jueces a expedirse en el término de 24 horas. Sin embargo, aun en estos casos el procedimiento podría considerarse nulo si el organismo no determinó con exactitud cuál es el monto que provocó la inhibición general de bienes. «Es decir que no se puede avasallar, sin más, toda la propiedad del presunto deudor», explicó Gómez.
  • Dejá tu comentario